REAL VALLADOLID

Una mañana de Ronaldo entre sus chicos y las cámaras

Estuvo muy pendiente de las evoluciones de sus equipos mientras a su alrededor seguía la grabación del documental sobre su proyecto en el club.

Una mañana de Ronaldo entre sus chicos y las cámaras
JESÚS DOMÍNGUEZ

Casi año y medio después de que se oficializara la compra del Real Valladolid por parte de Ronaldo Nazário, todo a su alrededor sigue siendo asombro. Como ídolo de masas que fue y que es, cualquiera de sus visitas a Los Anexos se envuelve en un halo de sorpresa y admiración, la que mantienen quienes le vieron jugar y tienen quienes oyen todo lo que fue como jugador.

La extrañeza se apodera aún del entorno, máxime si a su alrededor se despliega un séquito de cámaras, como el que le acompaña para seguir su día a día y el avance de su proyecto en la entidad blanquivioleta durante el proceso de grabación de un documental en el que se hablará de sus inicios como gestor en el club, y que estuvo presente también, por ejemplo, el día que se celebró la junta de accionistas.

Pese a ello, el presidente no rechazó hacerse una sola foto. Se la hizo incluso con la plantilla del primer equipo juvenil, que dirige el exportero Ricardo López y se encuentra tercero en la División de Honor, escoltando al Real Madrid y Atlético de Madrid. A estos jóvenes talentos les dirigió unas palabras, también grabadas, y es que si en su gestión no deja nada al azar, tampoco iba a ser el caso en esta ocasión. Aunque no por ello la cara de sus chicos dejó de ser de maravilla, porque no todos los días uno tiene al lado a Ronaldo, tampoco ahora. Como ha dicho más de una vez, no le gusta inmiscuirse demasiado en el trabajo diario. Esta vez tocaba.