LEGANÉS

Aguirre extrema el celo previo a Getafe pendiente de la zaga

El entrenador ha cambiado la habitual rutina de ofrecer varios entrenos a puerta abierta para blindar las sesiones. Sus mayores dudas están en la defensa.

La plantilla del Leganés, durante un entrenamiento de Javier Aguirre.
Javier Gandul Diario AS

Javier Aguirre prepara el derbi del próximo viernes ante el Getafe con el celo extremo de enfrentarse a un rival que viene de tres cornadas consecutivas (tres derrotas ante Villarreal, Real Madrid y Badalona), pero al que respeta hasta la saciedad. Tanto es así, que el mexicano ha mutado sus costumbres de entrenamiento para blindar las sesiones del Leganés. Y todo, pese a que la previsión de once del Vasco no debería tener demasiados cambios: un once de gala con dudas sólo en defensa.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
18Mallorca 15 4 3 12
19Leganés 14 3 5 11
20Espanyol 11 2 5 12
Clasificación completa
Próximos partidos
Leganés - Getafe V-17/01 21:00
Atlético - Leganés D-26/01 12:00
Leganés - R. Sociedad D-02/02 12:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 15 de enero de 2020

Porque Siovas no llegará a tiempo y porque Omeruo anda en un bajo estado de forma que, tras las molestias que sufrió hace dos semanas en Valladolid, le hicieron retornar al rendimiento gris del principio de curso. Así que ahí, en el eje de la zaga, es donde al técnico pepinero le tocará elegir. Elegir, por ejemplo, si Jonathan Silva repite como central zurdo (ante el Murcia lo jugó todo) y si en el carril izquierdo lo acompaña Kevin Rodrigues (viajó, pero no jugó en Copa).

También está por ver si el preparador del Leganés decide relegar de la posición de libre a Omeruo para hacer que Awaziem (titular los 90 minutos contra el Murcia) se ubique en ese puesto y deje su vacante a Bustinza, un habitual del eje de la zaga ausente desde que sufrió un accidente en el gimnasio. Se produjo un esguince "que era para matarme" (Bus dixit) y que lo tuvo fuera desde el penúltimo partido de 2019 hasta el sábado pasado.

Tampoco sería descabellado que el defensa bilbaíno relevase a Rosales en el carril diestro, posición en la que Aguirre ya dio galones a Bustinza pese a que su tendencia natural es más defensiva que ofensiva.

Un ataque lanzado

Sea como fuere lo que parece claro es que la defensa será la que sufra más bailes de cara a un once en el que la delantera es intocable (Braithwaite y En Nesyri atraviesan un momento dulce) y en el que en la medular Óscar y Rubén también son fijos. Su tercer acompañante girará entre Roque Mesa (viajó, pero descansó en Copa) y Recio (reapareció en el Enrique Roca).

Cambios de rutinas

Entre tanto, esta semana el técnico sólo ha proyectado una sesión a puerta abierta frente a la habitual presencia de dos o tres entrenamientos para todo el público que desee asistir. Ayer el club anunció el cambio a última hora, minutos antes de las 11:30, la nueva hora de entrenamiento debido a las duras heladas que están castigando el césped de la Instalación Deportiva Butarque. Aguirre es más partidario de entrenar a las 11:00, pero el vestuario ha conseguido convencerle del cambio.

Una sesión, la de ayer, que tuvo además ración de vídeo a mitad de semana (es costumbre en el entrenador) para analizar a un rival del que Aguirre no se fía pese a que llega herido a Butarque en una racha totalmente distinta a la de este Leganés que encadena seis partidos oficiales consecutivos (cuatro en Liga, dos en Copa) sin perder.