SUPERCOPA DE ESPAÑA

Gil Manzano alcanzó los 31 km/h durante el Valencia-Madrid

El árbitro recorrió 12,5 kilómetros, una distancia propia de los centrocampistas de amplio despliegue. La Federación muestra cómo sus árbitros analizan los parámetros físicos.

Gil Manzano, durante el Valencia-Real Madrid.
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Gil Manzano hizo frente a una exigente primera semifinal en la Supercopa de España disputada en Yeda. El Real Madrid y el Valencia jugaron un partido intenso, que se desató en la segunda parte cuando el equipo che, en desventaja en el marcador, trató de acortar distancias. El colegiado extremeño y su equipo afrontaron el choque y posteriormente pasaron a revisar su actuación.

La Federación ha mostrado cómo Gil Manzano ha revisado su rendimiento físico durante la primera semifinal de Yeda. El vídeo muestra como los datos registrados son precisados junto a Javier Sánchez, responsable del área de rendimiento físico del Comité Técnico de Árbitros. Los parámetros demuestran como el juego y sus fases marcan la demanda a la que se enfrenta el colegiado. “La primera parte fue más de toque, más posicional”, explica Gil Manzano al comprobar que su punta de velocidad llegó a los 27 km/h durante ese parcial al compararla con lo que pasó después.

El partido se agitó en la segunda mitad, mucha ida y vuelta y los datos dejan a Javier Sánchez más que contento. En ese periodo Gil Manzano llegó a alcanzar una velocidad punta de 31 km/h. Es velocidad está a la altura de los jugadores más avezados. “El partido se abrió, había que ir más de portería a portería, la demanda de sprint se traduce en esos datos”, argumenta el árbitro extremeño. “Es una cifra muy elevada, al alcance de algunos jugadores durante el partido”, puntualiza Sánchez mientras recorre el resto de parámetros para señalar que fue un encuentro "altamente demandante" para el colegiado.

Gil Manzano recorrió durante el partido 12,5 km, una distancia larga incluso para un centrocampista de mucho despliegue. Se estima que la media de un jugador durante un partido es de unos 10 kilómetros. “Los datos demuestran que puedes sostener esta intensidad en un partido”, expone Javier Sánchez antes de emplazarle a la sesión de entrenamiento. en el vídeo los árbitros, entre ellos el colegiado del Valencia-Real Madrid, aparecen ejercitándose en el gimnasio. Gil Manzano estuvo sobresaliente en la parcela física. En lo referente a lo técnico, según Iturralde González, especialista arbitral de la SER y de AS, dejó sin señalar un penalti de Kroos sobre Ferran por utilizar el codo. Además, sancionó una mano de Ramos como pena máxima, aunque para Iturralde no es punible.