ALEMANIA

Weigl perdió la capitanía en 10 días por culpa de un taxista

Ocurrió en 2014 en el Múnich 1860, cuando a las 3 de la madrugada en un taxi criticó al club. Tras el Dortmund, acaba de fichar por el Benfica.

Weigl perdió la capitanía en 10 días por culpa de un taxista

Julian Weigl acaba de abandonar el Borussia Dortmund para probar suerte en el Benfica. El alemán ha costado 20 millones de euros al club portugués. Es una apuesta de futuro. A sus 24 años quiere volver a sentirse importante. Lo fue durante un tiempo en 'Las Abejas', antes también en el Múnich 1860, el club de Baviera, en el que llegó con tan solo 14 años. Allí lo era todo hasta que le pusieron la cruz por un acto de indisciplina. 

En agosto de 2014 Weigl hizo un viaje que nunca olvidará. Junto con otros tres compañeros (Vitus Eicher, Daniel Adlung y Yannick Stark) cogió un taxi a las tres de la mañana. Hablaron más de lo debido, criticaron al Múnich 1860, todo impulsado por la euforia del alcohol. El conductor llamó al día siguiente al club y contó todo lo ocurridoWeigl y sus compañeros recibieron un castigo ejemplar. El centrocampista alemán se quedó sin el brazalete, que había logrado sólo 10 días antes.

"Cuando me suspendieron en 2014, estaba devastado. A partir de entonces comencé a mirar con cierta distancia al negocio del fútbol. En ese momento era ingenuo, incluso siendo capitán del equipo. Pensé que era más fácil de lo que realmente era", reconoció años después. Un mancha en su currículum que quiere borrar...