PORTUGAL | RUI PATRICIO

"Uno me dijo 'hijo de puta', te parto la boca si te vas"

Rui Patricio, guardameta portugués ahora en el Wolverhampton, testificó en el juicio tras la agresión que sufrió la plantilla del Sporting de Portugal por parte de los ultras.

El guardameta portugués del Wolverhampton, Rui Patricio, durante un partido.
David Klein Reuters

Continúan las declaraciones de los jugadores del Sporting de Portugal. El juicio tras las agresiones que sufrió la plantilla por parte de los ultras del equipo todavía se está celebrando y después de que hayan prestado testimonio jugadores como Bruno Fernandes, esta vez ha sido el turno de Rui Patricio, ahora portero del Wolverhampton.

El guardameta explicó lo que ocurrió cuando vieron llegar a los hinchas, cómo les amenazaron y agredieron y confesó que reconoció a una de esas personas: "Estaba en el balneario cuando entraron a gritos. Vasco Fernandes intentó llegar a la puerta pero no lo consiguió. Venían con la cara tapada. Luego comenzaron a agredirnos. Entraron con agresividad. Al primero que cogieron se llevó un puntapié, no recuerdo quién fue. Fueron a agredir a William y fui a separarles y calmarles. Entonces se juntaron unos cuatro para tirarnos la camiseta y decirnos que éramos una vergüenza. Uno me dijo: "Hijo de puta, si te vas te parto la boca". Dijeron muchas cosas. Fue un momento de tensión. Comenzaron a agarrarme del pecho para tirarme de la camiseta: "Hijos de puta, os vamos a matar", escuché cuando venían del pasillo. Venían con todo. No sé si venían para matarnos. Vi que a Dost le daban puntos y a Jesús sangrar por la boca y por la nariz. Vi a algunos con el rostro descubierto fuera. A simple vista reconocí a Fernando Mendes, que estaba con alguien. Fuera vi a William hablando con él".

Por último, habló sobre las reuniones que tuvieron con el presidente, a quien acusa de no respaldarles: "Hubo dos. Hubo mensajes del presidente criticando a los jugadores y al equipo y por eso pedimos una reunión. Llegamos a Lisboa el viernes y el presidente dijo que sería después del próximo partido. Decidimos hacer un comunicado también. Jugadores, André Geraldes y el presidente. Tuvo lugar en un ambiente muy malo. Bruno de Carvalho dijo que no tenía nada que hacer tan pronto como fue presidente e hizo lo que quería. Nos dijo a William y a mí que lo hicimos porque queríamos irnos".