FRANCIA | COPA DE FRANCIA

Un equipo de Islas Reunión, en búsqueda de la gloria en la Copa de Francia

El JS-Saint Pierroise, equipo de las Islas Reunión, hará 9176 kilómetros para enfrentarse al Niort de la Ligue 2 en los 1/32 de la Coupe de France

Un equipo de Islas Reunión, en búsqueda de la gloria en la Copa de Francia

Jean-Pierre Papin, Roger Milla, Dimitri Payet, Djibril Cissé. Todos ellos tienen en común una cosa. Y es que jugaron alguna vez en sus carreras en el Jeunesse Sportive Saint-Pierroise, un equipo de las Islas Reunión que afrontará mañana los 1/32 de la Coupe de France contra el Niort, 18º de la Ligue 2. Y se preguntarán, ¿cómo un equipo de otro continente puede jugar una competición nacional?

La Coupe de France es el único torneo copero organizado por una federación que se disputa en cuatro continentes. Cada año, los mejores equipos de diversos territorios que pertenecen políticamente a Francia se embaucan a partir de la séptima ronda para recorrer miles de kilómetros en busca de la gloria. Los viajes son pagados en su totalidad por la Federación Francesa, y producen una situación que es imposible de ver en otro país.

Los territorios de Ultramar son considerados oficialmente suelo francés. De hecho, si uno atiende al mapa político de Francia, podrá encontrar que se incluye a varios departamentos que se consideran dependientes de la administración francesa. En concreto, son los siguientes: Guayana Francesa (América del Sur), Nueva Caledonia y Polinesia francesa (Oceanía), las Islas Reunión y Mayotte (África), Guadalupe, Martinica, San Martín y San Bartolomé (Norteamérica) y San Pedro y Miquelón (América del Norte). Todos ellos reúnen a sus mejores equipos cada año para jugar la Coupe de France.

Los clubes de Ultramar no suelen pasar de treintaidosavos de final, que es la ronda en la que ya se incorporan los clubes de la Ligue 1. No obstante, en 1989, el Galder Kourou de la Guayana Francesa alcanzó los dieciseisavos de final, convirtiéndose en el primer equipo de Ultramar que lo hacía, aunque fue vapuleado por el Nantes en una eliminatoria a ida y vuelta con un global de 0-11 para el equipo de Ligue 1. El Saint-Pierroise quiere rememorar aquella hazaña 31 años después, y lo quiere hacer de la mano de Sinama-Pongolle, que fichó en 2019 por el equipo de la ciudad en la que nació y que ayuda en temas de dirección deportiva a la escuadra que dirige Christian Dafreville, que jugó en 1988 en el Saint-Étienne y que estuvo en varios clubes de la Ligue 1. También juega en el Saint-Pierroise Diego Silva, mediapunta uruguayo de mucha calidad formado en el River Plate de Montevideo, pero al que las lesiones no respetaron. Stéphan Raheriharimanana, que militó en el Niza varias temporadas a un gran nivel, es el sostén en el centro del campo.

Sin embargo, el encuentro de mañana en el Stade René Gaillard será muy desigualado. Los equipos potentes de Ultramar equivaldrían en cuanto a nivel -en base a resultados y opiniones de expertos- a un equipo de National 2, correspondiente a la cuarta división del fútbol francés. El Niort, a pesar de ser 18º en Ligue 2, parte como principal favorito para llevarse la victoria. Es un equipo con muy poca historia en la Ligue 1, pero que ha contado con jugadores de la talla de Abedi Pelé (el padre de los hermanos Ayew), el internacional francés Christophe Jallet o el recientemente fallecido Emiliano Sala, que se dio a conocer en la Nueva Aquitania antes de explotar en el Nantes.