MÁLAGA

Luis Hernández está de vuelta y listo para Oviedo

Adrián sigue al margen del grupo y está casi descartado para el domingo. También tienen difícil su presencia en el Tartiere Lombán, Keko y Lorenzo González.

Luis Hernández, durante un entrenamiento del Málaga.
MARIANO POZO DIARIO AS

EI Málaga ha regresado este lunes a los entrenamientos con muchos frentes abiertos y numerosos deberes por resolver. Víctor Sánchez del Amo y sus futbolistas centran ya su mirada en el encuentro frente al Oviedo del próximo domingo (21:00 horas), una cita de gran relevancia ante un equipo que actualmente también se encuentra metido de lleno en la pelea por evitar los puestos de descenso a Segunda División B. El regreso al trabajo estuvo marcado por la vuelta al grupo de Luis Hernández. El central se tuvo que retirar en camilla ante el Extremadura debido a un fuerte golpe en la tibia del que ya está repuesto por completo.

De este modo, y siempre que no sufra ningún contratiempo, estará disponible para jugar el domingo en el Carlos Tartiere. Por el contrario, habrá que esperar la evolución del resto de jugadores tocados para confirmar su presencia en el próximo partido. Adrián sigue convaleciente de la lesión que se produjo en el último partido del año ante el Lugo (sufre molestias en la rodilla) y todo apunta a que será baja. También tiene pocas opciones de llegar a la cita ante el Oviedo David Lombán, que aún continúa recuperándose en el gimnasio de su lesión en la zona del adductor y la inserción con el pubis. Keko y Lorenzo González sí se dejaron ver sobre el césped, aunque al margen del grupo y haciendo una labor muy específica. Ambos tocaron balón, pero su disponibilidad el domingo es bastante dudosa.

Más allá de lo deportivo, son varias las cuestiones que debe resolver el club cuanto antes. Las urgencias en la plantilla son evidentes y Manolo Gaspar trabaja en la llegada de un delantero. Gusta, y mucho, Sekou, aunque también se barajan otras opciones porque el ariete del Almería cuenta con más pretendientes amén del Málaga. Además, las estrecheces económicas complican sobremanera cualquier operación. Las salidas también son prioritarias para aligerar masa salarial. Enero es crucial para ponerse al día con las directrices trazadas por LaLiga.