NÀSTIC-HÉRCULES

Hércules: Mir busca su primer triunfo para ser optimista en 2020

El Hércules llega a Tarragona (17:00 horas, Footters) tocado moralmente, con bajas y después de ocho partidos sin conocer la victoria.

Hércules: Mir busca su primer triunfo para ser optimista en 2020
FITO GONZALEZ DIARIO AS

EI Hércules cierra hoy 2019, un año en el que ha vivido con los sentimientos a flor de piel y subido en una montaña rusa. El equipo ha pasado de tocar el cielo a acariciar el infierno en estos meses, todo un récord y algo habitual en el Rico Pérez. De las lágrimas por no ascender se llora ahora porque Tercera División se ve más cerca que nunca. Y eso que todavía no se ha cerrado la primera vuelta.

Mir llegó para sacar al Hércules del pozo y de momento no ha podido ganar. Cuenta sus dos partidos por derrotas, aunque las sensaciones han mejorado. El valenciano perdió ante el Badalona en Liga y dijo adiós a la Copa ante el Recre. Hoy busca su primera victoria ante el Nàstic, su espejo (17:00 horas). En Tarragona también están alucinando con la dinámica de su equipo, llamado a pelear por el ascenso y el liderato y metido de lleno en la pelea por no bajar desde el inicio.

El Nàstic recurrió a Seligrat para escapar de la quema y tras lograr dos victorias seguidas todo parecía de color de rosa. Pero dos tropiezos han vuelto a poner al conjunto catalán en apuros, en playout. Nadie imaginaba que Nàstic y Hércules pelearían por no bajar, con un panorama mucho peor en la casa alicantina.

Mir quiere cazar la primera victoria para ver con optimismo el futuro, 2020. Debe ser el año de la permanencia. Hoy muchos jugadores podrían jugar su último partido con el Hércules si finalmente llega esa revolución en enero. Mir tiene lo justo para la cita por la baja de Pablo en defensa y las múltiples en ataque. El Nàstic, reforzado tras pasar en Copa ante el Olot con prórroga incluida, ha pasado a ser un hueso, con el sello de Seligrat.

Jona no viajó por lesión

Jona fue uno de los descartes de Mir. El delantero no pudo viajar a Tarragona por lesión, aquejado de una sobrecarga que arrastra desde el partido de Copa ante el Recre. El malagueño dejó huérfano el ataque blanquiazul, con sólo Carlos como punta en buenas condiciones. Alvarado, que podría salir en enero, fue el descarte por decisión técnica. Mir se llevó a tres jugadores del filial: Pedro Torres, Nico y Abde.