Flamengo FLA
3
De Arrascaeta 48', Bruno Henrique 77', Ali Albulayhi 81' (pp)
Al-Hilal A-H
1
Salem Al Dawsari 17', André Carrillo 82'
Final

MUNDIAL DE CLUBES

Flamengo remonta y ya espera al Liverpool en la gran final

De Arrascaeta y Bruno Henrique lideraron al Mengao en un segundo tiempo fantástico. Al Dawsari había adelantado a Al Hilal. Fla puede repetir el título de 1981.

Flamengo remonta y ya espera al Liverpool en la gran final
KAI PFAFFENBACH REUTERS

Tal y como sucedió en la final de la Libertadores, aunque esta vez con menos agonía, Flamengo remontó ante Al Hilal en las semifinales del Mundial de Clubes y se citó con el Liverpool en la pelea por el título el sábado. Para ello los ingleses no pueden fallar ante Rayados en su cruce del miércoles.

Un Mundial no deja lugar a la relajación ni al exceso de confianza, como bien pudo comprobar el Mengao. Enfrente se encontró con un conjunto saudí ordenado y tácticamente fuerte gracias a Lucescu en el banquillo. Su ataque poderoso hizo daño a Flamengo. Carrillo y Al Dawsari por las bandas y Giovinco-Gomis arriba, tan diferentes ellos, pusieron en aprietos al campeón de América.

Gomis avisó con un remate que mandó a las nubes y poco después Al Dawsari, ese extremo punzante que pasó en su momento por el Villarreal, remató dentro del área para poner por delante a Al Hilal. El golpe retumbó en todo el estadio, copado casi en su mayoría por los más de 15.000 hinchas de Flamengo presentes en Doha.

También el equipo de Jorge Jesus notó las incomodidades de ir por detrás en una final, como ya le ocurriera en la de la Libertadores. Apenas un remate desde fuera del área de Gerson fue su bagaje en el inicio del partido, muy poco a la vista del potencial rubronegro arriba.

Pero por esas cosas que tienen los equipos campeones, en una situación que requería una respuesta rápida, contundente, Flamengo salió con otros aires tras el descanso. Le ayudó a su reacción el gol tempranero en el segundo tiempo. Fue un golazo. La combinación por la derecha acabó en un balón filtrado a Gabigol, que lo cedió a Bruno Henrique y este después a De Arrasacaeta. Jugando así, a mover el balón y a esconderlo, Flamengo no tiene rival.

Las fuerzas también abandonaron a Al Hilal como ese globo que se desinfla con el tiempo. Gomis y Giovinco se derritieron y eso alimentó a un Flamengo con cada vez más garras. Contribuyó a que la amenaza fuera real la entrada de Diego por Gerson, el mismo cambio exacto que hizo Jorge Jesus en la final ante River. Esta vez también funcionó, aunque más por el miedo que introdujo en el cuerpo del rival que por la aportación del propio Diego.

El partido se decantó del lado brasileño en otra acción combinativa extraordinaria. Flamengo movió el balón con paciencia y el centro al área final de Rafinha lo remató de cabeza Bruno Henrique, el mejor jugador del Mengao en el conjunto de la temporada. Hubo tiempo para más antes del final. Albulaihy marcó en su portería cuando quisó despejar para poner el 3-1 definitivo y Carrillo fue expulsado en plena desesperación de los saudíes. Flamengo está en la final, como aquel de Zico en el 81, el único Flamengo capaz de ganar el título Mundial. Este de Jorge Jesus puede repetirlo.