REAL ZARAGOZA

"Hay que poner a los jóvenes en el campo sin miedo"

Víctor Fernández asegura que sólo repetirán dos jugadores de los que salieron inicialmente ante el Racing y que habrá oportunidades para los no habituales y la cantera.

0
"Hay que poner a los jóvenes en el campo sin miedo"
ALFONSO REYES

—¿Qué importancia de da al partido de Copa frente al Socuéllamos?

—El partido en sí es inoportuno porque te rompe un plan de trabajo de la semana y llegamos en unas circunstancias un poco delicadas en cuanto a que estamos muy justos en número y que en algunas posiciones sólo tenemos a un jugador por el tema de las lesiones o la acumulación de partidos. Debemos ser en ese sentido muy cuidadosos, pero es una competición oficial y tenemos que ser muy respetuosos con un torneo que ha dado muchos momentos de gloria a este club y a esta ciudad. Por tanto, lo que espero de este encuentro es que vayamos a competir, dar minutos a futbolistas que no han tenido mucha participación en las últimas semanas y poder ver a chicos muy jóvenes que no forman parte de la primera plantilla. Siempre hay cosas para rescatar de un partido, más allá de la inoportunidad y de las circunstancias en cuanto a número de efectivos.

—Parece que en Zaragoza siempre existe la obligación de hacer un buen papel en la Copa y no caer por caer.

—Es así. Cuando tú te pones esta camiseta y este escudo estás obligado a dar lo máximo. Nosotros tenemos que dar lo máximo con los jugadores que vayan a jugar. Vamos a ser un equipo competitivo y no podemos hacer mil kilómetros con la intención de no dar lo mejor y conseguir la victoria. Tenemos que ir a ganar. Otra cosa son las circunstancias con las que acudimos en cuanto a número de efectivos o que el domingo tengamos un encuentro muy especial. Es el último partido de la primera vuelta y tendremos que hacer otro esfuerzo superior y hay puestos en los que sólo tenemos un efectivo y no podemos arriesgarnos a perderlo. Con mis decisiones no quiero facilitar una situación caótica en cuanto a efectivos. Prefiero que eso suceda en la Copa en cuanto a hacer debutar a chicos muy jóvenes, que serán el futuro del Real Zaragoza muy pronto, y valorar cómo es la evolución en el filial.

—¿Se puede esperar una gran revolución en el once?

—No vamos a inventar absolutamente nada. Lasure no va a poder jugar por un problema en el aductor y es una pena. Tanto a él como a Álex Blanco era un partido que les venía muy bien porque los dos estaban jugando muy bien cuando les ha tocado participar en las últimas semanas. No podemos disponer de ellos y va a ser la oportunidad de gente muy joven. Es el caso de Borge y Francés. Hay que echarlos al campo sin miedo.

—¿Va a haber cambio en la portería?

—Es una pena que no pueda hacerlo porque tengo la obligación de tener siempre siete jugadores profesionales en el campo. Eso es un riesgo brutal porque la expulsión de uno de esos siete te daría la eliminatoria por perdida, así que como máximo tienen que jugar tres jugadores con ficha no profesional. Ahí Azón lo tiene más complicado porque me condiciona mucho.

—Con todos esos cambios que anuncia también va a conseguir que prácticamente todos los que vayan a jugar el domingo se centren exclusivamente en el encuentro contra el Huesca.

—Yo siempre acudo a todos los partidos con ilusión. Tengo claro el equipo que voy a sacar y sólo repetirán dos jugadores de los que salieron inicialmente el sábado. Yo quiero ganar en cualquier circunstancia, pero es un partido que también tiene mensajes para mí. Voy con muchas expectativas sobre muchos jugadores, sobre los jóvenes, que los veo muy valientes y decididos. Quiero ver si se asustan o no se asustan al jugar frente a hombres porque el Socuéllamos es un equipo construido para ascender a Segunda B y llevan así ya dos o tres años. Quiero ver también la respuesta en cuanto a actitud y aportación futbolística de una serie de futbolistas. Vamos a ver si ese efecto contagio del grupo que está jugando con una cierta regularidad tiene línea de continuidad con todos. Yo espero cosas positivas, valorándolas y analizándolas en el contexto que se da, que no es lo mismo jugar contra el Racing aquí en La Romareda con 28.000 personas que ir a jugar a Socuéllamos un partido de Copa con 2.000 espectadores y en césped artificial. Hay que valorar todo, pero aun con todo, espero cosas positivas.

—¿Qué rival le espera al Zaragoza?

—Como profesionales tenemos la obligación de tener la máxima información posible del rival. Nosotros hemos mandado técnicos a verles en directo, tenemos partidos grabados y me los he visto. Los primeros que nos lo tenemos que tomar en serio somos el cuerpo técnico para que eso sea un efecto contagio hacia los jugadores. El Socuéllamos es un equipo que va líder en su grupo, que ya lleva un par de años siendo campeón, que incluso ha caído en el playoff de ascenso de una forma dramática en los penaltis y que compite muy fuerte. Su juego está muy condicionado al campo, intentan salir jugando desde atrás pero cargan muchos balones al área y tratan de hacer transiciones muy rápidas y tienen una mezcla de juventud y veteranía, además del estímulo y el aliciente de que van a jugar contra un equipo de superior categoría y del nivel y la historia del Real Zaragoza. Imagino que se volcará la población y va a ser un partido de altísima exigencia. No tengo la menor duda.

—¿Qué le parece que la eliminatoria sea a partido único?

—Si no la Copa se haría excesivamente larga y así le vas a dar más emoción. Yo no veo mal el formato de jugártelo a un partido, pero quizás me gustaría que fuera un sorteo puro de todos. A un partido lo veo bien porque si no la temporada se hace larguísima.

—En cuanto a la Liga, ¿se alegró por el empate entre el Fuenlabrada y el Almería?

—Posiblemente los empates sean lo mejor, pero a cualquiera de los tres resultados se le puede buscar un lado positivo. Si hubiera ganado el Almería habría quedado un poco más rezagado el Fuenlabrada y si hubiera ganado el Fuenlabrada estaríamos más cerca del Almería, pero sinceramente no he pensado mucho en ello, sino en que nosotros debemos seguir nuestro camino, ir partido a partido pensando en nosotros mismos y nada más porque cuando menos te los esperas surgen resultados sorprendentes. El empate lo que confirma es el grandísimo momento de ambos equipos.

—En general, ¿éste está siendo ya el Zaragoza que quería?

—Desde hace bastantes semanas estamos logrando que se nos identifique. Hubo una fase en la que teníamos mejores sensaciones que resultados, pero las sensaciones son las que te llevan a los buenos resultados. Ahora está coincidiendo todo. Más o menos nos estamos manejando en esa exigencia de que siempre nos ocurre algo durante la semana y lo estamos sobrellevando bastante bien y estoy contento. Yo creo que somos un equipo que está generando mucha ilusión, alegría e identificación con la afición. Es el hecho que prueba que la gente se ve bien representada por su equipo y eso es lo más importante.

—El otro día se pudo ver a Cristian en la primera parte del entrenamiento. ¿Piensa que puede recuperarlo de cara al partido contra el Huesca?

—Yo lo veo muy complicado porque no ha hecho entrenamientos con el grupo. Hizo dos entrenamientos de 25 minutos de suelo con los otros porteros, pero no ha participado nada en portería. Vamos a ver cómo es la evolución de aquí al sábado. El entrenador de porteros me dice que la evolución es buena y que quiere apurar un poco más para el jueves o el viernes hacer portería con el grupo. Dos días de entrenamiento después de siete semanas… Es aventurarnos y vamos a ver cómo evoluciona.

Víctor reserva a Clemente, Guti, Eguaras, Soro, Puado y Suárez

Víctor Fernández ha dejado en Zaragoza a Clemente, Raúl Guti, Eguaras, Soro, Javi Puado y Luis Suárez, a los que va a reservar para el partido del domingo contra el Huesca. Respecto a la convocatoria del pasado fin de semana las novedades del primer equipo son Bikoro y James, ya recuperado del golpe en un muslo que le impidió jugar el sábado. El resto de novedades ya pertenecen al Deportivo Aragón o al Juvenil: Francés, Borge, Jannick Buyla, Ahmed y Baselga se unen a Azón. Son baja para este partido Cristian Álvarez, Vigaray, Lasure, Atienza, Álex Blanco y Zapater.

De esta forma, los 18 convocados por Víctor son Ratón, Azón, Borge, Delmás, Guitián, Grippo, Nieto, Francés, Bikoro, Javi Ros, James, Jannick, Ahmed, Kagawa, Papu, Pombo, Linares y Baselga.