ATLÉTICO 2-OSASUNA 0

1x1 de Osasuna: Herrera fue un muro hasta que apareció Morata

El portero rojillo brilló en la primera parte con seis paradones que desesperaron al Atlético. Fue, sin duda, el sostén del equipo de Arrasate.

1x1 de Osasuna: Herrera fue un muro hasta que apareció Morata
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Los rojillos estuvieron correctos, controlando al Atlético de Madrid, sobre todo en la primera parte. Los navarros se mostraron cómodos en cuanto a presión, pero incómodos cuando el Atlético robaba balones montaba contras. En la segunda parte se vio a otro Osasuna, mucho menos cómodo y que acabó bajando los brazos tras los goles colchoneros.

Sergio Herrera: Fue el protagonista del partido en la primera parte, realizando hasta seis paradas espectaculares. En la segunda poco pudo hacer por evitar los goles.

Roncaglia: Jugó de nuevo en el lateral derecho, que no es su posición natural y no se le vio cómodo.

David García: Continuó en su línea habitual de seriedad en el centro de la defensa.

Navas: Formó pareja en el centro de la defensa con David García y pudo hacer algo más en las acciones de los goles colchoneros.

Estupiñán: No estuvo tan fino como en otros partidos. Una falta innecesaria acabó con el primer gol de los del Cholo.

Oier: Estuvo correcto. Mostró movilidad desde su posición en el centro del campo

Fran Mérida: Arrasate apostó por el trivote y Mérida actuó de media punta. No entró demasiado en juego.

Torres: No tuvo su mejor día y no estuvo tan acertado como en otras ocasiones, sobre todo a la hora de sacar a balón parado.

Darko: le faltó crear algo de juego pero estuvo serio en el centro del campo.

Rubén García: Tampoco se le vió con la chispa de otros días. Tuvo una buena oportunidad para marcar

Chimy Ávila: Lo intentó como siempre pero apenas tuvo ocasiones de cara al gol.

Rober Ibáñez: Fue uno de los hombres de refresco de Arrasate y no entro apenas en juego.

Adrián: Salió a falta de 20 minutos para el final y dejó algún detalle de calidad.

Iñigo Pérez: Tuvo pocos minutos y apenas pudo demostrar nada.