REAL MADRID

Los días felices de Varane

El francés, que ya otea los 300 partidos con el Real Madrid, ha vivido en una semana dos momentos especiales: le marcó al Espanyol y fue capitán en Brujas.

Los días felices de Varane.

Varane llegó al Real Madrid en 2011, con 18 años, y ocho temporadas después no ha cambiado su aspecto tímido y reservado pero sí, y notablemente, su estatus: en Brujas llevó el brazalete de capitán. El simbolismo del momento acompañó a otro que demuestra que le sonríe la suerte: le marcó al Espanyol días antes.

El central, pese a su poderío en las jugadas a balón parado, se había quedado en 11 tantos tras los dos de la 2018-19, el último en marzo frente al Valladolid. El pasado sábado lo consiguió, además, de una forma poco habitual, apareciendo por sorpresa en el área y, con la zurda, aprovechando un buen balón de Benzema.

Precisamente su compatriota describió en el segundo de los tres capítulos de su documental, Destino de campeón (Amazon), sus dotes en esta suerte. "Lo hace también en los entrenamientos. Es como si llevara las botas de Ronaldo, las R9. Tira a la escuadra. Son sólo cosas pequeñas, pero pienso 'realmente podría jugar en la delantera porque tiene las habilidades de un atacante'. En serio, mete golazos", dijo al hilo de la primera diana de Varane en Liga, de espuela contra el Rayo.

Esta semana, en el Jan Breydel, para mayor alegría que el finde anterior, fue capitán. Varane tiene el rango de cuarta opción después de la salida de Cristiano en 2018, que le dejó por detrás sólo de Ramos, Marcelo y Benzema, todos ellos ausentes en la última jornada de la fase de grupos de la Champions. No era su primera experiencia con la cinta de jefe, que llegó en enero de 2018, en la ida de cuartos de Copa en Butarque. Con 294, el galo es el octavo jugador extranjero con más partidos en la historia del Madrid y ya ve los 300.

Con Francia fue por primera vez capitán frente a Suecia, en 2014, convirtiéndose en el más joven de la historia de su selección en lograr esta distinción. Después de aquella hubo otras 11, 12 en total, las tres más recientes por la lesión de Lloris, en octubre y noviembre. El presente es suyo; el futuro, también.