BAYERN 6-WERDER BREMEN 1

Coutinho estelar y fiesta del Bayern

El brasileño fue el líder de la golrada del equipo de Flick, que empezó perdiendo: hizo un 'hat-trick' y dio dos asistencias.

Tenía que aparecer Coutinho en el Bayern de Múnich y finalmente lo hizo cuando su equipo más lo necesitaba. Después de caer hasta la séptima plaza de la Bundesliga tras dos derrotas consecutivas ante Leverkusen (1-2) y Gladbach (1-2) fue Coutinho quien se echó al pentacampeón de Europa a la espalda ante el Bremen y lideró triunfo por 6-1 que le sirve a los de Hansi Flick para volver a mirar hacia arriba. El astro brasileño firmó un hat-trick y dio dos asistencias, liderando a los suyos hacia una merecidísima victoria que le sirve para colocarse en cuarta posición, a la espera de lo que haga el Schalke el domingo ante el Eintracht de Frankfurt. El Gladbach líder también juega el domingo y puede volver a restablecer la diferencia de siete puntos con respecto a los muninqueses si sale victorioso de Wolfsburgo.

Eso sí, el Bayern volvió a pecar de lo mismo que le ha llevado a pinchar tantas veces a lo largo de esta temporada. Salió al césped del Allianz Arena enchufado, sometiendo al Bremen y creando ocasiones a puñados. Pavard era un puñal por la banda derecha. Gnabry y Lewandowski tuvieron el primero de la tarde en la cabeza. Pero los visitantes sabían dónde estaba el talón de Aquiles de este Bayern y tuvieron paciencia hasta encontrarlo en el 24 de partido. Una contra magistral de los de Kohfeldt, una más que pilla al Bayern en paños menores a lo largo de este curso, terminó en las botas de Rashica. El kosovar se deshizo de Boateng y superó a Neuer con un derechazo potente, provocando los primeros pitos de la hinchada muniquesa hacia los suyos.

El choque pudo ponerse más cuesta arriba para el Bayern. Boateng sufría en cada duelo con el goleador Rashica, una auténtica amenaza para la zaga bávara cuando cogía velocidad. Eso sí, no pudo materializar la segunda y el Bayern se rebeló. Pavlenka logró despejar otra clarísima de Lewandowski, pero los locales no bajaron los brazos, subieron una marcha más y remontaron el partido en cuestión de cuatro minutos. Coutinho materializó un centro de Kimmich en el segundo palo y le puso el segundo a Lewandowski por medio de un picadita magistral que dejó al polaco solo ante Pavlenka. Esta vez no falló Lewy, desatando la locura en la grada del Allianz Arena al borde del descanso.

Quedaban 45 minutos por jugar en Múnich y el conjunto verdiblanco no estaba por la labor de darse por vencido, pero no pudo hacer nada contra un Coutinho que aprovechó la decimoquinta jornada de la máxima competición alemana para reivindicarse de una vez por todas como líder de este Bayern. Después de marcar el primero y servirle el segundo en bandeja a Lewandowski, el brasileño sentenció el partido con una vaselina que puso en pie a su afición. Lewandowski, cerrando el segundo doblete de la tarde, sentenció el partido y elevó su registro goleador en la Bundesliga a 18 tantos. Pero Coutinho quería más. Le sirvió el quinto a Müller y cerró el set (y su hat-trick) con una rosca al segundo palo que le puso la guinda a su mejor partido desde que desembarcara en el Bayern el verano pasado.

Mainz 0-B. Dortmund 4

En el oeste de Alemania, la hinchada del Borussia Dortmund también vivió otra actuación para el recuerdo. El Dortmund se impuso a un pobre Mainz a domicilio por 4-0 y sumó su cuarta victoria consecutiva que le sirve para seguir en tercera posición de la tabla. El cambio de sistema de 4-2-3-1 a 4-3-3 está dándole resultado a los de Lucien Favre, que pusieron a prueba su poderío a la contra ante un Mainz con Aarón Martín en el once.

Después del tanto inicial, obra de Marco Reus, el conjunto del Signal Iduna Park sentenció el choque a través de dos contras fulminantes que materializaron Sancho y Hazard. Schulz fue el encargado de cerrar una nueva goleada para un Dortmund que sigue de pleno en la lucha por la ensaladera alemana.