LILLE 2- MONTPELLIER 1

Renato Sanches coloca al Lille 3º con un golazo

El portugués volvió a jugar a un gran nivel y marcó el gol de la victoria en el minuto 82. Los de Galtier

Renato Sanches coloca al Lille 3º con un golazo
Michel Spingler AP

Fue una tarde fría en Lille, pero amortizada por Renato Sanches. El mediapunta del Lille se inventó una jugada maravillosa para darle los tres puntos a los norteños, que ya son terceros y poco a poco están recuperando el nivel de la temporada pasada.

Se enfrentaban dos estilos opuestos en la Ligue 1. El Lille de Galtier se ha caracterizado por una presión intensa y por desplegar un fútbol muy vertical a lo largo de toda la temporada, mientras que el Montpellier de Der Zakarian antepone replegar a intentar proponer. Por tanto, la batalla táctica en el banquillo se presentaba crucia para los intereses de ambos equipos.

La primera parte tuvo muy poco fútbol, como era de esperar. Rulli revivió tiempos del pasado y cometió un penalti muy dudoso sobre Osimhen antes del descanso. La situación fue idéntica a la que tuvo con Vinicius la temporada pasada y que tanto revuelo causó, pero esta vez, el árbitro sí señaló penalti. Ikoné transformó la pena máxima y los de Galtier se iban a los vestuarios con una ventaja excesiva.

Le faltó al partido la guarnición de intensidad durante los 90 minutos. Ni Lille ni Montpellier hicieron méritos para ganar, y por ello, el empate de Delort en el minuto 74 fue una bendición para los de Der Zakarian, incapaces de trazar dos pases seguidos en campo rival y buscando siempre en largo a sus delanteros ante el excesivo conservadurismo de su entrenador. Sin embargo, todavía faltaba la guinda de Renato Sanches.

Renato Sanches es un futbolista de una calidad inmensa. El Lille aprovechó su momento de forma en verano para pagar 25 millones de € por él. Desde entonces, el ex del Benfica ha ido in crescendo a medida que pasan las jornadas. Es cierto que juega de extremo derecho, pero ahí, siempre recibe abierto para encarar a su rival y aprovechar su contundente cambio de ritmo. Galtier decidió cambiarle de banda y en la izquierda llegó el 2-1 en el minuto 83. Ikoné dejó al portugués en ventaja con un taconazo y la pelota acabó en la red tras una conducción pegada al pie y un mejor cambio de ritmo de Sanches. La euforia con la que celebró el gol evidenció el calvario que ha vivido en los últimos años.

Sanches siguió deleitando al Pierre-Mauroy con una recopilación de jugadas artísticas que levantaron al público de sus asientos. El Lille consiguió la cuarta victoria consecutiva en la Ligue 1 y se colocó 3º, a tres puntos del OM, que jugará mañana en Metz.