MUNDIAL DE CLUBES

El Al Sadd de Xavi abre fuego en el Mundial de Clubes contra el campeón de Oceanía

El equipo qatarí inicia este miércoles su singladura en el prestigioso torneo jugando contra el conjunto de Nueva Caledonia, el Hienghène Sport.

El Al Sadd de Xavi abre fuego en el Mundial de Clubes contra el campeón de Oceanía
PHILIP FONG AFP

El Al Sadd de Xavi Hernández es el representante de Medio Oriente para jugar el Mundial del Clubes donde el máximo favorito es el Liverpool de Jürgen Klopp. El conjunto qatarí, que juega en casa, abrirá la competición jugando este miércoles (18.30 horas) contra el campeón de Oceanía, el combinado de Nueva Caledonia, el Hienghène Sport.

En principio, el Al Sadd parte como claro favorito, si bien es cierto que en los últimos partidos ha experimentado un pequeño bajón de resultados y juego. Actualmente el conjunto de Xavi ocupa la cuarta plaza en la Liga, aunque con dos partidos menos, por lo que si finalmente supera con éxito estos dos encuentros aplazados, subiría hasta la tercera plaza, a un punto del segundo, ocupado por el Al Rayyan. A día de hoy, el Al Duhail es líder destacado, con cuatro puntos más que su perseguidor.

Para el Al Sadd, este Mundial de Clubs se presenta como una ocasión idónea para reivindicarse y dejar sobre todo buenas sensaciones. Si supera al Hienghène Sport, se las verá el sábado 14 de diciembre en cuartos de final contra el campeón de América Central, los aztecas de Monterrey, que aterrizaron hoy mismo en Doha. En principio, un rival mucho más duro, aunque tampoco llega en un buen momento de juego, ya que ocupa la octava plaza en su campeonato, a diez del líder, el Santos.

Evidentemente, el reto de Xavi sería plantarse en las semifinales. Si finalmente consigue superar en cuartos de final a los mexicanos, les espera el topoderoso Liverpool. Sin duda, para el mítico jugador blaugrana poder decir que se ha enfrentado a un técnico como Jürgen Klopp en sus primeros meses como entrenador sería una muesca imborrable en su curriculum como entrenador.

No sería, en todo caso, la primera vez que el Al Sadd participa en un Mundial de Clubes. La última fue en el 2011 tras llegar como campeón de la Champions asiática. En aquella ocasión la cita fue en Japón y el club qatarí alcanzó las semifinales tras derrotar al campeón africano, el equipo tunecino de Esperance Sportive (2-1). En las semis les esperaba el Barcelona de Pep Guardiola, que imprimió un duro correctivo a los qataríes (4-0), con goles de Adriano, por partida doble, Maxwell y Keita. Aunque ese partido quedará en la memoria de los aficionados blaugrana por la grave lesión que sufrió David Villa al romperse la tibia y el peroné en una jugada fortuita.