BRUJAS-REAL MADRID

Clement: "Quizá mañana veamos a las estrellas del futuro"

El entrenador del Brujas espera que juegue Brahim y recordó una anécdota cuando se enfrentó al Barcelona y tuvo que cambiar la camiseta con un Andrés Iniesta que debutaba aquel día.

Clement: "Quizá mañana veamos a las estrellas del futuro"
BRUNO FAHY AFP

El entrenador del Brujas, Philippe Clement, confía en conseguir una victoria este miércoles en Liga de Campeones ante un Real Madrid que no se juega nada y en el que espera tengan una oportunidad jóvenes futbolistas que "quizá sean las estrellas del futuro".

"Quizá los jugadores que veamos mañana sobre en la cancha sean las estrellas del futuro", declaró el técnico belga en la rueda de prensa previa al encuentro de Liga de Campeones en el que el Brujas intentará amarrar la tercera plaza del grupo, que da acceso a la Liga Europa.

El entrenador del equipo belga, que tiene 3 puntos pero que no ha ganado ningún partido en la fase de grupos, sostuvo que los suyos han hecho "una buena campaña europea" y que por ello merecen "tres puntos más".

"Mañana tendremos una última oportunidad de conseguir puntos", agregó el técnico, cuyo equipo aventaja por un punto al Galatasaray turco, rival del París Saint-Germain (PSG).

Clement bromeó diciendo que Zinedine Zidane no le ha llamado para decirle cuál será el once titular del Real Madrid, y aseguró que prepara a sus jugadores para "diferentes escenarios".

"Se puede esperar que juegue un chico como Brahim Díaz. Poca gente le conoce. En 2002, con el Brujas, jugamos contra el FC Barcelona. Al final del partido llegué demasiado tarde para cambiar la camiseta con una de las estrellas del Barça y la cambié con un jugador que se llamaba Andrés Iniesta, que debutaba con el primer equipo. Quizá los jugadores que veamos mañana sobre en la cancha sean las estrellas del futuro", recordó.

Clement, que en el partido de ida cosechó un inesperado 2-2 en el Santiago Bernabéu, no garantizó la presencia mañana en el Brujas de Emmanuel Dennis, autor del doblete de los belgas pero poco habitual en el once inicial de su equipo.

"Desgraciadamente, no puedo ver lo que pasa en la cabeza de un jugador. Para mí hay una realidad: tomo mis decisiones en base a lo que veo en el entrenamiento, en el vestuario, durante los partidos. Dennis ha conocido buenos momentos y otros menos buenos, y otros chicos estaban preparados", comentó.