VALLADOLID 0 - REAL SOCIEDAD 0

1x1 de la Real: mucho ruido y pocas nueces en Valladolid

Los donostiarras son capaces de generar mucho, pero no concretan nada; y se vuelven del Nuevo Zorrilla con un punto que sabe a poco.

El centrocampista Miguel Herrero del Real Valladolid, durante el partido de la decimosexta jornada de LaLiga Santander de Primera división, que se disputa este domingo en el Estadio Municipal José Zorrilla.
EFE

- Remiro: Partido más que interesante del meta de Cascante. Las tres intervenciones que tuvo que hacer las solventó con mucho acierto y salvó a la Real de perder en Valladolid en sus peores momentos.

- Gorosabel: Salió bien parado de su regreso a la titularidad. No lo tenía fácil ante Toni Villa, pero supo atarlo bien en corto. Aportó en ataque, pero acabó fundido. Siempre cumple cuando se le necesita.

- Le Normand: Vio una tarjeta amarilla que le impedirá jugar contra el Barcelona y que genera un problema gordo a Imanol por la lesión de Aritz Elustondo. Esa amonestación le condicionó su actuación, pero en líneas generales estuvo bien.

- Llorente: Volvió al tono sobrio que le caracteriza. Sin errores de bulto, no dio opciones a los delanteros del Valladolid y estuvo más seguro en la salida de balón.

- Monreal: ¿Alguna vez se va a equivocar? Otro partido muy completo en el lateral izquierdo, echando el pestillo a su banda y subiendo con mucho peligro al ataque, hasta el punto de que volvió a estar cerca del gol.

- Guevara: El mejor de la Real. En un partí muy incómodo para los centrocampistas, destacó por encima del resto con su calidad técnica y su buena colocación. Lideró a la Real con el balón y lo sostuvo en sus momentos más delicados. Parece mentira que llevara bastantes partidos sin jugar. Se ha ganado a pulso repetir en la titularidad.

- Merino: Trabajo de desgaste en la medular esta vez. Mucha brega e intensidad, esta vez no estuvo tan brillante como el balón y pisó área menos de lo que acostumbra este año.

- Portu: Es como un dolor de muelas para las defensas rivales, porque no para de correr. Su primera parte, llena de desmarques en velocidad, fue muy destacada, pero fue de más a menos y tras el descanso no estuvo tan fino.

- Ødegaard: A balón parado cada vez es más peligroso. Le faltó la brillantez del día del Eibar, pero no se le puede achacar nada, porque no para de intentarlo. Varios pases magistrales no llegaron sus compañeros por milímetros.

- Oyarzabal: Jugó a rachas, apareciendo sobre todo en los finales de cada parte. Buenos regates entre líneas y un disparo desde la frontal que dejó helada a la grada vallisoletana.

- Willian José: Mandó a las nubes la ocasión más clara de la Real en todo el partido. Y tuvo otros dos remates de cabeza que no haya ron puerta. No tuvo su tarde.

- Isak: Agitó un poco más a la Real, pero le faltó claridad en las muchas opciones que intentó. Buenos minutos.

- Barrenetxea: cinco minutos es poco tiempo para evaluarle. Pero gracias a su calidad tuvo presencia atacante en la recta final del partido.