DEPORTIVO

El Deportivo, de ser la defensa más débil al peor ataque

Desde la llegada de Luis César es el menos realizador de la competición (3). El equipo ha mejorado y lleva dos jornadas seguidas sin encajar.

Samuele Longo, que todavía no ha marcado como jugador del Deportivo, se lamenta de una ocasión fallada durante un partido.
JESUS SANCHO RODRIGUEZ / DIARIO AS

El Deportivo es el equipo más goleado de Segunda (29), pero en las últimas fechas el conjunto herculino ha conseguido parar la sangría. Los coruñeses han logrado dejar su portería a cero en los dos últimos encuentros (Alcorcón y Lugo), algo que no habían conseguido en toda la temporada. Gran parte del éxito la tiene el cambio de sistema (4-3-3) que decidió Luis César ante los alfareros y que repitió en el derbi. Esa nueva seguridad hace que los blanquiazules ya no sean los más goleados durante las ocho jornadas que se han jugado desde la llegada del técnico arousano. El global de estos ocho encuentros es de nueve goles encajados, cifra que empeoran nueve equipos incluso sin tener en cuenta los partidos de ayer viernes: Extremadura, Oviedo, Las Palmas, Rayo Vallecano, Zaragoza, Racing, Girona, Tenerife y Elche.

El problema es que esta mejoría en defensa ha venido acompañada de una enorme sequía en ataque. Los coruñeses llevan tres partidos seguidos sin marcar (334 minutos) y en la era Luis César son el conjunto de Segunda menos realizador. Y es que en los ocho encuentros dirigidos por el preparador gallego el Depor sólo ha anotado tres goles. Los siguientes de la lista, Extremadura y Albacete, le duplican con seis (siete si se cuenta el partido de ayer entre ambos). En el otro extremo de esta clasificación parcial está el Elche con 15 tantos en las últimas ocho jornadas, uno más que los herculinos en toda la temporada.

Buscando '9'. El primero que es consciente de la sequía es el propio Luis César. Después de algunas pruebas, apostó por Longo. El italiano, que aún no se ha estrenado, se fue al banquillo para dar paso a Aketxe de falso '9' en Lugo junto a Mollejo y Koné, que repetían. En el derbi tampoco llegaron los goles y puede que ante el Zaragoza el técnico vuelva a variar su delantera.