VILLARREAL-ATLÉTICO DE MADRID

Morata, clave en Villarreal

El delantero es el único jugador del Atlético que ha marcado en La Cerámica. Además, se estrenó como rojiblanco ante el submarino amarillo.

Morata celebra su gol con el Atlético al Villarreal.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

El Atlético necesita gol y para ello, ante la posibilidad de incorporar a nadie hasta enero, se acoge a recuperar la versión de Morata anterior al parón internacional. Una racha donde el '9' marcó en seis partidos consecutivos, siete sumando al primer encuentro con la Selección, y se convirtió en el gran argumento ofensivo del equipo rojiblanco. 

El objetivo de Simeone durante el parón era añadir socios a Morata de cara a puerta, sin embargo el punta se secó y la colaboración del resto del equipo no ha llegado, lo que demuestra que pese a la mejoría en el juego y la gran cantidad de llegadas al área rival entre los partidos ante el Granada, Juventus y Barcelona (49 remates), tan sólo ha llegado el gol de Lodi en el Nuevo Los Cármenes. 

En La Cerámica, estadio de ingrato recuerdo para Simeone tras no ganar desde 2015, Morata vuelve a ser la punta de lanza rojiblanca en busca del gol. Si las visitas al Villarreal son ingratas para Simeone, el '9' si tiene en el submarino amarillo un rival proclive. Entre toda la plantilla del Atlético, Morata es el único que sabe lo que es marcar en el feudo del Villarreal. Lo hizo como jugador del Real Madrid, saltando al campo en el minuto 77 con empate en el marcador para dar la victoria a su equipo por 2-3 en los últimos instantes del encuentro con un cabezazo. 

Con el Atlético también tiene buen recuerdo del Villarreal, ya que se estrenó como goleador rojiblanco contra el equipo castellonense. Fue en su quinto encuentro en el club tras llegar en el mercado invernal, aprovechando un centro de Filipe y rematando con la izquierdo a la base del palo de Asenjo imposible para el meta palentino. Un partido donde Saúl pondría el 2-0 en la segunda mitad para cerrar la victoria. Antes había celebrado goles contra el Real Madrid y la Juventus, pero los dos habían quedado anulados con polémica. 

Retrocediendo aún más en el tiempo, Morata ya marcó al Villarreal con el Real Madrid Castilla en Segunda División. Fue en enero de 2013, para abrir el marcador asistido por Jesé en una goleada blanca por 5-0. Un total de tres goles conseguidos en cinco participaciones ante el submarino amarillo, un rival al que Morata le tiene tomada la medida.