BARCELONA

La increíble racha del Barça ante el Atlético en la Liga: 18 partidos seguidos sin perder

El ultimo triunfo de los colchoneros se remonta al 14 de febrero del 2010 cuando ganó 2-1 en el Calderón. Desde entonces: 13 victorias y cinco empates.

La increíble racha del Barça ante el Atlético en la Liga: 18 partidos seguidos sin perder
ALBERT GEA REUTERS

Que 'Cholo' Simeone no haya ganado nunca al Barcelona en la Liga o que el último entrenador atlético capaz de llevarse los tres puntos fuera Quique Sánchez Flores hace más de nueve años, el 14 de febrero del 2010 firmaba su último triunfo: un 2-1 en el Vicente Calderón gracias a los goles de Forlán y Simao, son hechos que por reales no dejan de ser sorprendentes. Y es que no es normal que un equipo como el rojiblanco, que en los últimos años se ha erigido como el más firme competidor de los blaugrana en los pulsos por LaLiga, tenga un balance tan negativo en sus enfrentamientos contra los blaugrana: en los 18 últimos partidos que ha disputado contra el Barcelona en la Liga, ha perdido en 13 ocasiones y empatado en cinco. Ni un triunfo en nueve años.

Esta increíble racha del Barcelona se hace todavía más palpable en los partidos fuera del Camp Nou: contando sus visitas tanto en el Vicente Calderón como posteriormente en el Wanda Metropolitano suma seis victorias por tres empates, con un balance de goles de 13 a favor por 7 en contra. Eso sí, todos los triunfos los ha sumado el Barcelona en el Calderón porque aún no ha sido capaz de lograr una victoria en el Wanda.

El gran responsable de esta racha tan contundente a favor de los blaugrana en sus enfrentamientos contra los atléticos es Leo Messi, quien ha sido capaz de marcar 24 goles en 26 partidos, repartidos a partes iguales tanto en el Camp Nou (13) como fuera (13). Estos números convierten al Atlético en su segunda víctima preferida después del Sevilla.

Curiosamente este dominio aplastante del Barça contra su rival no le impidió a los atléticos llevarse el título de Liga en la temporada 2013/14, con Simeone como entrenador y su compatriota Tata Martino en el banquillo blaugrana, con un último encuentro agónico en el Camp Nou, donde el Atlético fue capaz de empatar (1-1) y llevarse el campeonato.