ENTREVISTA A ALEIX VIDAL

Vidal: "Al lado de los mejores del mundo, algo se te pega"

El exazulgrana, que pasó por la cantera del Madrid, apunta que de niño se fijaba en Zidane y Benzema. Tuvo que currárselo a fondo hasta que triunfó en la élite.

0
Vidal: "Al lado de los mejores del mundo, algo se te pega"
PAULINO ORIBE DIARIO AS

Empezaron con dudas pero ahora todo marcha como la seda.

Sí, vamos recuperando las buenas sensaciones, que es importante, y más viniendo el Madrid, con el que es más difícil puntuar.

Dos victorias seguidas y portería a cero. Le han cogido el pulso a la categoría.

Eso parece, a ver si seguimos bien.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
12Villarreal 18 5 3 6
13Alavés 18 5 3 6
14Real Valladolid 18 4 6 5
Clasificación completa
Próximos partidos
Alavés - Real Madrid S-30/11 13:00
Granada - Alavés S-07/12 16:00
Alavés - Leganés V-13/12 21:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 30 de noviembre de 2019

Siempre motiva enfrentarse al Madrid. El año pasado ya se le ganó.

Cuando ganas la confianza siempre es alta. Con equipos de esta talla es un nivel superior en todo. En casa hemos recibido dos oles y perdimos un partido, contra el Sevilla, en el que merecimos más. El año pasado les ganamos y este no tiene por qué ser menos.

El otro día en Champions daba miedo verlos…

Sí, lo vi. El PSG es uno de los grandes, pero cuando les toca medirse con equipos de su misma talla no responden igual, aunque empataran. El Madrid tenía que haber ganado con facilidad. Con equipos de talla mundial bajas el pistón diez minutos y te pasa esto. Volvieron las sensaciones de los últimos años.

¿Se teme que vendrá el Madrid tricampeón de Europa seguido?

Zidane no es tonto. Fue un gran jugador y es un magnífico entrenador. Sabe que en Mendi estamos teniendo muy buenos resultados, encajando poco. Los jugadores también serán conscientes de que les vamos a poner las cosas difíciles.

Escoja a una estrella del Madrid.

¡Es difícil! Tienen una gran plantilla. Nunca deseas nada malo a un compañero, pero tienen la baja de Hazard, que estaba volviendo al nivel del Chelsea. Siempre te quieres enfrentar a los mejores. Benzema ha empezado espectacular y la defesa sigue igual que siempre. Al principio parecía un Madrid más débil pero está volviendo al punto de las últimas temporadas.

Segundo jugador más utilizado por el Alavés… a esto vino ¿no?

Sí, a sumar. Llegué sabiendo cuál iba a ser mi rol, el de correr mucho, eso que me ha hecho llegar al máximo. Más allá de los números, lo que se valora aquí es el trabajo. A todos nos gusta marcar y participar en jugadas de goles pero estoy contento. Mis compañeros me están ayudando a aportar mis cualidades.

Lleva tres asistencias a las ‘bestias’ Joselu y Lucas.

¡Y podría ser alguna más! Me gusta más repartir que marcar y llego a líneas de fondo con la intención de asistir. Me veo bien, como la temporada que estuve en Sevilla o en la fase de Barcelona cuando lo jugaba todo. Tenemos a la mejor pareja de la categoría tras Luis (Suárez) y Leo (Messi), por algo están marcando goles. También nos ayuda su trabajo.

Ahora se le ve más al ataque en una posición adelantada.

De lateral en Sevilla y Barcelona, que están el 80  por ciento del partido atacando… es diferente. Aquí hay que hacer labores que no se ven tanto. Hay que correr mucho más que el rival. Cuando tienes portería a cero conservas un 50 por ciento de opciones de ganar.

En su presentación, el director deportivo, Sergio Fernández, aludió a que era un buen mediapunta. Esa posición le encanta.

En Ipurua estuve cómodo el otro día. Estando al lado de los mejores jugadores del mundo tres años, algo se te pega. El míster creía que podía hacer daño filtrando pases o manteniendo el balón cuando lo tuviésemos, y salió bien. En el cambio me abrió a banda y llegaron ocasiones de peligro y goles.

Al principio se hablaba con Asier Garitano de un equipo de albañiles. Le costó enganchar con la gente e incluso se llevaba la mano a la oreja por algún murmullo…

Son cosas del fútbol. Las aficiones son exigentes. Aquí no hay Messis ni Cristianos. Tenemos que correr todos, sabiendo que vamos a defender más que atacar, y la gente lo tiene que entender. Somos un club humilde.

Dijo que Mendizorroza le debía una por aquella grave lesión ante Theo cuando usted estaba en el Barça. ¿La zona en la que cayó le sigue provocando escalofríos?

No. Más que deberme el campo nada a mí, me lo debía yo a mí mismo. Por suerte puedo seguir jugando al fútbol pero podía no haberlo hecho. Fue una lesión muy grave y pude volver a ser yo en un estadio en donde casi tengo que dejar mi carrera. Ni lo pensé.

¿Es más dura esa lesión o aquellos seis meses sin jugar por el castigo de la FIFA al Barcelona por el fichaje irregular de menores?

La lesión. En lo de los seis meses no podía hacer mucho. En la lesión, tampoco pero al menos estaba con los compañeros y me entrenaba. Vives el día a día como uno más. Las lesiones te tienen en la oscuridad.

Dijo una vez que el fútbol es para usted una fijación personal. Le furon descartando por la cantera de Barça, Madrid, Espanyol... y se tuvo que ir a Grecia. Ha tenido que buscarse las habichuelas.

Sentía mucha rabia. Era mucho más joven, y a veces no tienes la cabeza centrada. Cuando vi que era el momento de vida o muerte empecé a cambiar el chip. Me lo debía a mí mismo, sabía que tenía muchas cualidades pero había mucho que cambiar. Ahí está el currículo: tres años espectaculares en Almería, Sevilla, internacional y acabé en el Barcelona. Tuve esa pizca de suerte que se necesita.

No es muy amante de ciudades grandes. Le encantará Vitoria. Se le ve mucho por los partidos del Baskonia además…

Sí, soy de ciudades tranquilas. Tengo mi vida con la niña, la mujer y la familia en Almería. Soy un chico muy tranquilo que viene de pueblo. Barcelona es la mejor ciudad que hay, pero para vivir y en el día a día prefiero una más tranquila.

¿Se plantea la vuelta a Sevilla?

Vamos día a día.

¿Fue la etapa del Almería con Alcaraz su momento más dichoso?

Cuando las cosas te van bien eres más feliz. En Barcelona lo era pero no jugaba y eso te va bajando la alegría. Siempre pienso en las partes positivas de lo que me rodea. A veces las cosas no suceden como te gustaría o como te prometen, pero mejor sacar el lado positivo.

Nadie le va a quitar que jugó en el Barça o que hasta marcó en un Clásico. ¿Tiene algo que demostrar?

No se trata de eso. Lo que tengo que hacer es volver a ser feliz jugando, que hacía un par de años que no lo era. Sentirse pleno con uno mismo es una parte esencial del fútbol. La confianza es básica.

¿Cómo es ese vestuario del Barcelona? ¿Es tan terrible? Le querían mucho…

Es un vestuario normal. Uno tiene que ser siempre igual. Cuando estaba en Tercera o Segunda B me comportaba igual que cuando estaba al lado de Messi, Iniesta o Neymar. Ser uno mismo hace que la gente te pueda coger aprecio. Soy serio pero a la vez bromista y me gusta hacer sentir a la gente cómoda, que haya buen ambiente. Tengo mis cosas, pero nadie de los que conocen podrá decir cosas malas de mí.

Y no es de ídolos.

No. Cuando era pequeño, al ser toda mi familia del Madrid en casa solo se veía al Madrid y me fijaba mucho en jugadores como Zidane y Guti, que eran diferentes al resto. No tiene nada que ver con mis características pero soy un amante del buen fútbol.

¡Una familia del Madrid y cayó en el Barça!

No tiene nada que ver. Estuve en categorías inferiores en el Madrid. Soy del Madrid y voy al Barça y defiendo ese escudo a muerte. Eso era de joven, cuando empecé a vivir del fútbol eres del que te da de comer, del que te mantiene a ti y a tu familia. Si me dices ahora de qué equipo soy, pues del Alavés.