EUROCOPA 2020

Así es el grupo de la muerte: Portugal, Francia y Alemania

Están los dos últimos finalistas de la Euro y los dos últimos campeones del mundo. Si España es primera de grupo evitaría un cruce con este grupo F.

Así es el grupo de la muerte: Portugal, Francia y Alemania
Catherine Ivill Getty Images

El grupo F, con sede en Múnich y Budapest, será el más duro de la Eurocopa 2020, formado por Portugal, Francia y Alemania más el ganador del playoff del A.  Si España es primera de grupo jugará contra un tercero de los grupos A-B-C-D, evitando así el grupo de la muerte (F). El partido sería el martes 30 de junio en Glasgow.

Portugal

Cuatro años después de conquistar su primera Eurocopa, da la impresión de que Portugal es mejor equipo que en 2016. Ahora, liderado por el siempre omnipresente Cristiano, los lusos son un equipo de mucho talento ofensivo y reafirmaron su crecimiento futbolístico y su poderío en Europa con la consecución de la primera edición de la Liga de Naciones. Bernardo Silva, Guedes, Joao Félix y Bruno Fernandes son los cuatro nombres claves para entender el salto de calidad que ha dado una selección que hasta hace muy poco se encontraba más cómoda sin el balón que con él. Con ellos, mas los goles de Cristiano y el mantenimiento de un gran espíritu defensivo, encarnado en los rostros de Pepe y William Carvalho, Portugal se ha convertido en un equipo verdaderamente difícil de superar ya que marca las diferencias en las dos áreas.

Francia

La selección francesa, actual campeona del mundo, llega a la Eurocopa en un momento en el que las dudas han comenzado a instalarse en el combinado de Didier Deschamps. El técnico apenas ha variado la estructura que triunfó en Rusia y eso le ha impedido de realizar una fase de clasificación brillante a pesar de haber terminado como primera de grupo. El pragmatismo y el resultadismo exacerbado del técnico se han impuesto al talento de uno de los equipos con mayor potencial de Europa.

Lo más reseñable de esta Francia es la solidez y el manejo de diferentes contextos. Es capaz de adaptarse a partidos con ritmos altos como también se siente cómoda cuando hay pocos espacios. Ese es uno de los motivos por los que ganó el Mundial y por el que jugadores como Mbappé o Giroud sienten absoluta libertad en el esquema de Deschamps. El seleccionador sigue apostando por un centro del campo físico con Kanté, Pogba y Matuidi para que los delanteros asuman la menor responsabilidad posible en defensa. La clave del sistema es Antoine Griezmann. El jugador del Barcelona actúa con total libertad en la selección y no solo eso, sino que es capaz en una misma jugada de ser un centrocampista más o hacer las labores de delantero gracias a su juego de espaldas. 

Alemania

Hace mucho tiempo que la Mannschaft no parte en una Eurocopa o un Mundial como una de las grandes favoritas para hacerse con el título. Esta vez, después del batacazo en Rusia (fue eliminada en la fase de grupos) y una fase de clasificación sin brillo, será así. El propio Joachim Löw, que estuvo a punto de ser cesado tras la debacle mundialista, no dudó en reconocerlo. 

Löw decidió iniciar un cambio generacional en su equipo y se deshizo de pilares como Müller, Boateng y Hummels, entregándole galones a jóvenes perlas como Süle (espera recuperarse a tiempo tras romperse el cruzado) o Kimmich. Ambos son indiscutibles en el Bayern y el seleccionador alemán espera que se conviertan en los líderes de su nuevo proyecto al frente de la Mannschaft. Preocupa la inseguridad defensiva. En la fase clasificatoria fue el combinado holandés el que dejó en evidencia a una zaga germana que sufre muchísimo a la contra. Klostermann y Halstenberg, los dos puñales del Red Bull Leipzig, parecen haber solucionado el problema de Löw en los laterales. Donde no hay ninguno es arriba. Gnabry, Sané y Werner se han convertido en el apartado ofensivo del cuadro teutón en un circuito de alta velocidad. El encargado de dirigir la orquesta alemana sigue siendo el mismo de siempre: el madridista Kroos.