Competición
  • Europa League
  • Euroliga

ESPANYOL

Las lesiones: un 35% más que la temporada anterior

Ahora hay 3,7 lesionados por jornada, hace un año solo 2,4. Los delanteros protagonizan la mitad de las jornadas perdidas.

Matías Vargas.
Rodolfo Molina

Ala sorprendente no recuperación de Jonathan Calleri y a la baja de última hora de Facundo Ferreyra se le unió la última desgracia para el Espanyol el domingo ante el Getafe. A los dos minutos de pisar el césped, Matías Vargas se lastimó el tobillo derecho y tuvo que abandonar el campo. Esta campaña, la plantilla se ha perdido 52 jornadas, mientras que en toda la campaña anterior fueron 92. La media de este curso asciende a 3,7 lesionados por partido de LaLiga, por los 2,4 de hace un curso: hay un 35% más.

Las lesiones se han acrecentado desde la llegada de Machín. Los cambios de entrenadores siempre provocan un aumento del grado de lesionabilidad debido a las diferencias en el sistema de entrenamiento y los hábitos de los jugadores.

Principalmente, el ataque ha sido el más perjudicado. Ferreyra suma su segunda lesión y en total ya se ha perdido cinco encuentros. Calleri acumula seis, mientras que Pablo Piatti suma 11 (contando las primeras cinco jornadas en las que seguía convaleciente de su lesión de ligamentos cruzados) y Javi Puado se llegó a perder cuatro por un esguince. En total, el ataque suma 26, a las que habrá que añadir las futuras de Vargas y el propio Ferreyra.

En el resto de líneas, y hasta la grave lesión de Naldo que le hará estar de baja hasta prácticamente enero, las lesiones han sido más puntuales. Fernando Calero (3), David López (4), Adri Pedrosa (3), Sébastian Corchia (4), Ander Iturraspe (8), Esteban Granero (1) y Óscar Melendo (1) completan la lista.

Hay jugadores que acumulan más minutos y que no han pasado aún por la enfermería, como es el caso de Víctor Sánchez, Marc Roca, Sergi Darder o Bernardo Espinosa. La mitad de la plantilla sigue intacta y se salvan de esta plaga.