Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

BRASIL

Flamengo, campeón en Brasil en un fin de semana histórico

El cuadro carioca, que celebraba en Rio de Janeiro el título de Copa Libertadores, sumó el título de Brasileirao con la derrota de Palmeiras ante Gremio.

El cuadro carioca, que celebraba en Rio de Janeiro el título de Copa Libertadores, sumó el título de Brasileirao con la derrota de Palmeiras ante Gremio.
CRIS BOURONCLE AFP

Flamengo ha vivido el que es probablemente el mejor fin de semana de su historia. Después de levantar su segunda Copa Libertadores en Lima, en un final de partido trepidante, con los dos goles de Gabigol, también ha conquistado su séptimo Brasileirao sin necesidad de jugar, gracias al triunfo de Gremio en cancha de Palmeiras.

En menos de 24 horas el Mengao ha añadido a sus vitrinas los dos grandes trofeos por los que luchaba en el 2019. La Copa Libertadores llegó 38 años después y el título de Brasileirao no lo lograba desde 2009. Una larga espera para ambos que termina en menos de 24 horas.

La llegada de Jorge Jesús, unida a los grande fichajes y al buen e inmediato rendimiento de todos ellos lanzó al equipo hasta convertirlo en auténtico dominador en su país y a superar eliminatorias continentales hasta llegar a una final con River en la que no pudo desplegar su mejor juego. Sin embargo, ahí aparecieron las individualidades que tan importantes son en partidos de ese calibre para decidir.

Gabigol, héroe y figura ya para la historia de Fla, también es el máximo goleador del Brasileirao y suma 22 goles. La autoridad con la que el equipo carioca ha logrado este título de liga se hace evidente cuando Bruno Henrique aparece en segundo lugar en la tabla de goleadores con 18 tantos.

En las 34 jornadas que se han disputado hasta el momento Flamengo suma 73 goles, 16 más que los anotados por Gremio, el segundo que más anota. Además, es el cuarto que menos encaja.

Ahora el siguiente objetivo para Flamengo será el de preparar el Mundial de Clubes, donde el objetivo es llegar a la final e intentar que el título regrese a Sudamérica, algo que no ocurre desde 2012, cuando venció Corinthians.