Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Movistar Estudiantes EST

67

Casademont Zaragoza ZAR

85

FINALIZADO
Monbus Obradoiro OBR

82

Coosur Real Betis BET

73

FINALIZADO
Kirolbet Baskonia BAS

87

Joventut Badalona JOV

86

Liga Holandesa
FINALIZADO
Vitesse Vitesse VIT

0

Feyenoord Feyenoord FEY

0

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

0

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
Waalwijk Waalwijk WAA

1

Heerenveen Heerenveen HEE

3

FINALIZADO
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

Heracles Heracles HCL

0

ADRIAN MUTU

¿Qué fue de Adrian Mutu? La estrella frustrada de Rumanía

El delantero rumano que tenía condiciones para marcar una época en el fútbol cayó en escándalos sexuales y otros relacionados con droga. Acabó retirándose por la puerta de atrás.

¿Qué fue de Adrian Mutu? La estrella frustrada de Rumanía

En el fútbol, de vez en cuando, nacen jugadores con un talento innato para serlo todo en la élite. Sin embargo, no siempre con eso vale. Ese es el caso de Adrian Mutu. El atacante rumano lo tenía absolutamente todo para convertirse en estrella mundial del deporte rey, pero sus más que habituales escándalos fuera del campo acabaron con una carrera más que prometedora. Frecuentes eran sus apariciones y vinculaciones con las drogas, los clubes nocturnos en Londres y, en la recta final de su carrera, con la mafia.

Adrian Mutu nació en Argeș en 1979 y dio sus primeros pases en el mundo del fútbol en el equipo de su ciudad. Su gran labor hizo que, con 20 años, recalara en el Dinamo de Bucarest. Los 22 goles que anotó en su primera y única temporada en el cuadro capitalino le valieron un fichaje por el Inter. En Milán, Mutu apenas jugó 10 partidos y fue traspasado al Hellas Verona. En la ciudad de Romeo y Julieta el ariete volvió a dar su mejor nivel y, en el año 2003 después de una gran temporada en el Parma, firmó por el Chelsea.

Su fichaje por el Chelsea, que pagó cerca de 23M€ por él, fue el inicio del fin. A pesar de ser uno de los primeros fichajes estrellas de Roman Abramovich y empezar con cuatro goles en los primeros tres partidos, la relación de Mutu con Claudio Ranieri, que le recriminó su baja condición física y sus salidas nocturnas, se deterioró. Lo mismo pasaría con José Mourinho, que llegó al conjunto 'blue' en la temporada 2004/2005.

Después de no presentarse a varios entrenamientos y actuaciones malas en los encuentros que jugaba, el portugués estalló. Un pésimo partido de Mutu ante el Aston Villa hizo que Mourinho preguntara: "¿Se ha lesionado en casa o en el banquillo?". El técnico y el club decidieron someterle a un control antidrogas. El resultado, un positivo por cocaína del rumano. 

Mutu fue suspendido durante siete meses por la Federación inglesa y fue multado con 25.000€. Por consejo de sus abogados, Mutu decidió no hacer un contranálisis para no tener que indemnizar al Chelsea. El rumano explicó que el positivo se dio porque tomaba esa sustancia "para mejorar su rendimiento sexual". El razonamiento no convenció al equipo inglés, que prescindió de él. Además de todo ello, a finales de ese año 2004 se divorció de su primera mujer después de aparecer en un vídeo difundido por una actriz porno como uno de sus amantes.

La Juventus le dio una segunda oportunidad y, a pesar de que todavía tenía que cumplir cinco meses de sanción, firmó a Mutu en enero de 2005. En la siguiente temporada, el atacante anotó siete goles en veinte partidos siendo suplente de la dupla letal formada por Del Piero y Trezeguet. En verano de 2006, el equipo juventino descendió a Serie B por un escándalo de amaños de partido y Adrian Mutu fichó por la Fiorentina.

En Florencia, el rumano se reencontró con Cesare Prandelli, que fue su entrenador en el Parma durante su mejor temporada hasta ese momento. El técnico italiano aseguró que Mutu era "uno de los mejores jugadores que había entrenado". Su etapa en la Fiorentina fue muy buena. La mejor de su carrera. En las primeras tres temporadas, Adrian Mutu hizo 54 goles y rindió a un gran nivel en los éxitos de su equipo. No obstante, en 2010 volvió a estar en el foco de los escándalos: otra vez dio positivo. Esta ocasión, por sibutramina. Fue sancionado durante seis meses y despedido de la Fiore al final de la temporada 2010/2011.

Ver esta publicación en Instagram

Buon compleanno, Mister ! TVB ❤️

Una publicación compartida de ADRIAN MUTU (@adrian10mutu) el

Tras abandonar la Fiorentina, el 'briliantul', así le apodaban en su país de origen, continúo su carrera en el Cesena italiano, con el que descendió a la Serie B en la única temporada en la que estuvo. Más tarde, Mutu militó en el Ajaccio francés, el Pune City indio, el Petrolul Ploiesti y el Targu Mures, en el que puso punto final a su carrera deportiva.

Etapa agridulce con la selección

Su ciclo en la selección de Rumanía tuvo diferentes sabores. Fue internacional en todas las categorías, disputando 77 encuentros con la absoluta. Es el máximo goleador de la historia de su país junto a Gheorghe Hagi que, curiosamente, es su padrino. Adrian Mutu debutó en la selección absoluta en marzo del 2000 y fue a la Eurocopa de ese mismo año.

En la Euro de 2008, su equipo estuvo muy cerca de eliminar a Francia y a Italia en el llamado grupo de la muerte. Empató el primer partido ante los gales y estuvo cerca de ganar el segundo ante los italianos, pero el propio Mutu, que había anotado el gol de los rumanos, falló un penalti en la recta final del encuentro y el partido acabó en empate. Rumanía cayó en la última jornada ante Holanda y quedó fuera del torneo.

Una vida llena de escándalos

La carrera deportiva de Adrian Mutu estuvo plagada de escándalos. A los dos positivos que dio estando en el Chelsea y la Fiorentina, hay que añadir muchos más episodios. Años después de salir del Chelsea, Mutu reconoció que estuvo a punto de agredir a José Mourinho tras su primer positivo por cocaína. Una sustancia que le condenó durante su carrera. En su etapa en el Chelsea, era conocido como el "London playboy" por su fama en el éxito de "conquistas de mujeres". Mutu estuvo casado con Alexandra Dinu entre 2001 y 2003, con Consuelo Matos entre 2005 y 2013 y, actualmente, con Sandra Bachichi (desde 2015).

En el año 2010, el mismo en el que dio su segundo positivo, agredió a un camarero en un local de Florencia. Le fracturó el tabique nasal a las 5 de la mañana después de que el camarero les exigiera a él y a sus acompañantes que pagaran las consumiciones que habían tomado. Apenas un año después, el rumano volvió a salir a la luz mediática después de que el Servicio Rumano de Información captara una conversación por teléfono entre el jugador y Nuredin Beinur, un delincuente de la mafia rumana. Se demostró que el mafioso pagaba las deudas de Mutu a cambio de usar su imagen para hacer dinero.

En 2014, salió a la luz otro caso en el que Mutu quedaba mal parado. Adrian Marțian, presidente del UTA Arad (club de la segunda división rumana), aseguró que Mutu le hizo viajar a Córcega para acabar con él: "A principios de 2013 recibí una llamada suya para que viajara a discutir algo importante. Me reuní con él, llamó por teléfono y, al cabo de dos minutos, había dos mercenarios con dos pistolas. ¡Estaba intentando asesinarme! No es broma, su plan era matarme". El presidente del club rumano finalizó su testimonio en Sports Gazette de Dolcesport asegurando que "no era el único que estaba en el centro de atención. Me dijo que lo había planeado durante mucho tiempo. La gente debe comprender quién es realmente Adrian Mutu".

Tras su retirada, el propio Mutu reconoció que sus numerosos escándalos evitaron que se convirtiera en una estrella del fútbol. El futbolista lo aseguró en una entrevista en su país: "He cometido muchos errores. Si pudiera volver a atrás los cambiaría". También reconoció que el Real Madrid se interesó por él durante su etapa en la Fiorentina: "mi agente me dijo que me querían, pero yo estaba bien en Florencia".

Una etapa que él mismo reconoció que fue la mejor de su carrera: "Me encantaba la Fiorentina y todavía la sigo amando. Creo que me he convertido en uno de los mejores delanteros de su historia junto a Batistuta".

Vida tranquila como entrenador

En la actualidad, Adrian Mutu tiene formada una familia y lleva una vida estable. Es entrenador del equipo de reservar del Al-Wahda, club de los Emiratos Árabes Unidos.

Durante un año, Mutu fue entrenador de la selección sub-17 de Rumanía. Entre los meses de abril y junio del año 2018 entrenó al FC Voluntari de la primera división de Rumanía. En el año 2016 desempeñó un cargo adjunto a la presidencia del Dimano Bucarest y también tiene el título de director deportivo.