VALENCIA

Las reflexiones de Alemany

Mateu Alemany dejó múltiples reflexiones durante las más de dos horas de rueda de prensa de despedida. Aquí sus frases más relevantes.

Mateu Alemany.
Juan Carlos Cárdenas EFE

¿Cuáles son los motivos por los que separa su camino del Valencia?

El ‘timing’ en cuanto a los sucesos está claro que desde el 11 de septiembre y tras los acontecimientos del verano, le manifesté a Anil es que era evidente que había una ruptura en la forma de proceder con el club. A partir de ahí, entendía que era necesaria una comunicación directa con Peter. Y no había otro camino que un acuerdo amistoso para salir porque se me estaba relevando de mis competencias. No tenía sentido que, tras lo sucedido, yo siguiera vinculado al Valencia Por coherencia y por respeto al club manifesté que, hasta que se produjera mi salida inminente, yo me apartaba. Luego, dejé de ir a los desplazamientos para evitar incomodidades. Posteriormente, la instrucción fue esperar un poco más. Yo interpreté que Peter quería valorar mi situación y profesionalmente no tenía otra opción de incorporarme a mis competencias. Eso provocó que, unos días después, se aceptase empezar unas conversaciones para conseguir un acuerdo amistoso. Se inician las negociaciones entre mis abogados y el Valencia para conseguir un entente acordado por las dos partes. Cuando ese acuerdo era firme, Lim me solicita que quiere tener una conversación conmigo en Singapur. Una vez sucedido esto, se lleva a cabo el acuerdo y me desvinculo definitivamente.

¿Sabe qué ha hecho mal para que se perdiera la confianza en usted?

A mí, por parte del club, no se me ha dado una razón concreta de por qué dejo de ser el director general del Valencia. La reunión con Peter fue agradable, yo le insistí en que la relación con el Valencia siempre pesará más lo positivo que lo negativo. En cuanto a las razones, no se entró en este asunto. No quiero especular pero puedo engancharme a un comentario que es el único al que he tenido acceso público. El presidente dijo que “en el nuevo proyecto yo no encajaba”. Esto enlazado con algunos hechos objetivos podemos llegar a la razón de mi salida. Hasta este verano tuvimos un respaldo absoluto del propietario. Desde junio yo percibí un cambio del máximo accionista y esto ha ido ‘in crescendo’. Esto comenzó por la venta (que al final no se produjo) de Rodrigo, luego con el fichaje de Correia y acabó con el cese del entrenador y el fichaje del nuevo técnico. Existe un cambio en la forma de proceder del modelo. En un modelo de este perfil es muy difícil que yo encaje. Y en esto tengo que darle razón al presidente.

¿Dónde se empieza a torcer el proyecto?

Hay dos momentos. Cuando se producen las primeras fricciones, que no fue en grandes operaciones, detectamos que algo pasaba y nos fuimos a Singapur. En ese verano hubo dos viajes. Uno lo hicimos Marcelino y yo. A ese viaje le dimos bastante importancia. Queríamos aclarar si había algún tipo de malentendido y tratar de limar esa situación para seguir en esa estabilidad. Ese viaje fue bien. En esa reunión, en el 80% del tiempo, la mantuvieron Marcelino y Lim. Posteriormente hubo fricciones con las propuestas que llevaba yo. Y hubo ese viaje de finales de julio. Yo le pregunté si había un cambio en el modelo y si ahora había más participación de él en el proceso. Ahí se aclararon bastantes cosas pero posteriormente se producen los acontecimientos detallados.

¿Cree que, como dijo Marcelino, sus salidas han sido por la Copa del Rey?

Peter vive muy lejos de Valencia y del día a día. Respecto a la Copa del Rey, nosotros siempre manifestamos que la prioridad era clasificarse para la Champions. Tanto el míster como yo manifestamos que la Copa la íbamos a competir pero dando oportunidades a los futbolistas que menos minutos tenían. Eso fue así. Estoy seguro que la comunicación no llegó a Peter. El partido de cuartos contra el Getafe jugamos con rotaciones, en la ida. En la vuelta, tuvimos una comunicación por parte del vestuario de que estaban ultramotivados para pasar esa eliminatoria. La decisión era fácil: teníamos que intentar darle la vuelta a la eliminatoria. Faltó hacerle entender la importancia que tienen los vestuarios. Y cuando un vestuario se conjura para algo, hay que apoyarlo por eso y por el efecto rebote. Muchos desde fuera no entendieron que los jugadores salieran a celebrarlo. Eso es lo que me faltó explicarle a Peter. Lo que significó ese día para el resto de la temporada. Ese día fue el que probablemente se fraguó la Champions.

¿La figura de Anil Murthy ha sido contaminante como mensajero a Peter Lim?

No lo sé. Pero ese proceso lo marca el máximo accionista. Él quiso que ese proceso fuera con gente suya. Hubo mucho tiempo en que ese pacto funcionó, hasta este verano almenos. Creo que habría que haber tenido más comunicación con Peter, sobre todo Marcelino y yo porque el presidente estaba más lejos del día a día deportivo.

Pero sigue sin dar una explicación de su marcha…

Yo sinceramente no entiendo por qué tengo que dejar el Valencia. En los clubes de fútbol profesionales hay códigos. El fundamental es ‘si ganas, no toques nada’. Yo lamento tener que dejar el Valencia. Y no lo entiendo. Yo les he dicho una explicación que hilo de un comentario que hizo el presidente. Estoy triste porque el Valencia estaba en el momento de dar el salto definitivo. Sabíamos que haciendo las cosas medianamente bien, podíamos marcar diferencias con el resto de 16 equipos de la Liga española. Estamos ante una grandísima plantilla no sólo para marcar diferencias con los 16 restantes sino de acercarse a los tres de arriba. Yo fui preparado a la reunión de Singapur: valoración de futbolistas, operaciones, cómo estaba el equipo y cómo está y un montón de cosas más… pero esa conversación no se produjo. De hecho, él me dijo que la gestión había sido muy buena. Entonces uno sólo puede entender y me puedo enganchar al comentario del presidente. Cuando dentro de muchos años me pregunten por qué me fui del Valencia, no sabré qué decir.

Se le achacó que ustedes no encajaban en un ‘proyecto de cantera’, sobre todo con Kang-in y Ferran…

Se dijo lo de ‘proyecto de cantera’. La cantera no es proyecto sino un medio para dar un salto de calidad. Imprescindible y que ayuda al Valencia. En cuanto a Kang-in y Ferran… yo cuando llegué al Valencia nadie me habló de ningún jugador de la cantera. A Kang-in y Ferran se les dio dorsal del primer equipo. Cuando llegamos, los dos tenían un año de contrato solo y con cláusulas asequibles.

¿Usted cree que la motivación de Lim es ganar títulos o rentabilidad en operaciones?

En el tiempo que he gestionado el Valencia no he percibido ninguna situación extraña. Por ejemplo, yo con Mendes tengo una sensación de respeto. He hecho algunas operaciones. No he tenido ninguna instrucción de que fuese de una u otra manera. Yo creo que está relacionado el ganar títulos con ganar dinero. El Valencia del 30 de junio de 2019 tiene un valor y en 2017 tenía otro.

¿Deja la puerta abierta a poder regresar en un futuro?

Estoy profundamente triste por dejar el Valencia. Y lo vengo estando desde que se cesó al entrenador. Y la frustración de lo que todo era ilusión este verano para dar el salto pues ahora es frustración por no poder estar y no poder seguir disfrutando. No descarto volver al Valencia, he sido muy feliz aquí. Estaría muy contento de volver.

¿Qué planes tiene para el futuro?

Mi intención será, en el futuro, seguir vinculado al fútbol profesional en clubes. Garantizo que no tengo ninguna negociación con ningún club profesional.