ITALIA

El Nápoles anuncia acciones legales contra sus jugadores

El club sureño respondió al motín de sus futbolistas, que ayer abandonaron la concentración, con un comunicado anunciando sanciones y responsabilizando a Ancelotti.

El Nápoles anuncia acciones legales contra sus jugadores
Giuseppe Bellini Getty Images

El Nápoles sigue viviendo horas de tensión. Esta mañana, tras el motín de ayer y el rechazo a la concentración que impuso el club, los jugadores se entrenaron normalmente en Castel Volturno, pero volvieron a casa tras la sesión de trabajo. El club canceló la reserva del hotel que, en principio, tenía que albergar plantilla y cuerpo técnico hasta el domingo, y esta tarde publicó un comunicado en respuesta a todo lo que ha ocurrido. 

La entidad anunció sanciones para sus futbolistas ("El club procederá a defender sus derechos económicos, patrimoniales, de imagen y disciplinarios en las instancias correspondientes") y, además, responsabilizó a Carlo Ancelotti sobre el asunto a partir de ahora: "Aclaramos que se encargó la responsabilidad sobre los días de concentración al técnico del primer equipo". El propio entrenador, el lunes, reconoció públicamente que no estaba de acuerdo con la medida de la directiva.

El pulso entre plantilla y club sigue, en un momento de crisis de resultados (los sureños ya marchan a 11 puntos del primer puesto de la Serie A) que no excluye más sorpresas. Mientras tanto, el Nápoles anunció un ‘silenzio stampa’ indefinido que, de hecho, ya empezó ayer con la cancelación de la rueda de prensa de Ancelotti tras el empate con el Salzburgo.

Sindicato

Los futbolistas del Nápoles tienen derecho a no respetar la concentración punitiva ordenada recientemente por su presidente, Aurelio De Laurentiis, pues el derecho deportivo no prevé que los clubes puedan obligar a sus futbolistas a pasar la noche lejos de sus viviendas como forma de castigo, explicó a EFE el abogado experto en derecho deportivo Angelo Cascella.

"Este tipo de medidas no forman parte del acuerdo colectivo. No hay derecho del club a imponer una concentración punitiva a sus jugadores. Los futbolistas son trabajadores subordinados. Tienen horarios, entrenamientos, partidos y concentraciones previos a los encuentros", aseguró Cascella, quien en su larga carrera representó y representa a atletas y entrenadores de élite del fútbol.

"El Nápoles justificó la concentración punitiva como 'exigencias técnico deportivas'. ¿Cuáles son las necesidades técnico deportivas que justifican que los jugadores regresen al centro deportivo a las doce de la noche, tras un partido europeo, en vez de juntarse con sus familias?", reflexionó.

Cascella destacó que los clubes sí tienen derecho a castigar a sus futbolistas en casos de expulsiones, faltas duras o declaraciones fuera de las reglas, pero negó que la petición del presidente De Laurentiis pueda entrar en este tipo de contexto.

"Una concentración punitiva a las doce de la noche no forma parte de estas obligaciones", dijo a EFE, antes de manifestar el deseo de que tanto la directiva del Nápoles como los futbolistas renuncien a medidas legales y arreglen la situación en armonía.

"Son unas quejas por parte de ambos. El sentido común impone seguir adelante. Hablamos de un club que está a punto de pasar un grupo de la Liga de Campeones, el rendimiento es óptimo. Ayer (por el martes) con un poco de suerte habría podido ganar", prosiguió.