GIRONA

Stuani falla un penalti más de diez años después

El delantero uruguayo había convertido los últimos 13 que había tirado. El último fallo fue con la camiseta del Albacete, en un partido ante el Elche, en un lejano marzo de 2009.

Stuani falla un penalti más de diez años después
Eddy Kelele DIARIO AS

Cuando el colegiado, en el cinco del descuento, señaló penalti Montilivi respiró aliviado. No solo porque un penalti es una opción magnífica para marcar un gol y ganar el partido (más aún en el minuto 95) sino porque lo tiraba Stuani. El delantero uruguayo es un auténtico especialista en la materia y, ningún aficionado del Girona, le había visto fallar un penalti. Nada hacía presagiar que fuera a llegar el fallo (cogió el balón y lo colocó como siempre, sin nada que indicara más nervios o dudas de las normales) pero su disparo se estrelló en el palo. En ese disparo se enterraron las opciones del Girona de ganar el partido, y el récord inmaculado del delantero: llevaba 13 penaltis convertidos de forma consecutiva. 

Si los aficionados de Montilivi no habían visto nunca a Stuani fallar un penalti tampoco lo habían hecho los de Espanyol y Racing de Santander, sus anteriores equipos en España. De blanquiazul o de verde y negro no había fallado una sola pena máxima, y hay que remontarse a 2009 para encontrar su último fallo. Fue con la camiseta del Albacete, en un partido ante el Elche, en un lejano marzo de 2009. Curiosamente, también disparó al palo. 

En estos más de 10 años desde que Stuani falló ante el Elche el delantero ha convertido 13 penaltis, que no son muchos teniendo en cuenta que ha disputado once temporadas entre medio. Cierto es que el uruguayo, a diferencia de en Girona, no fue siempre el hombre indicado de su equipo para tirar los penaltis. En la selección (en la que siempre tira si hay una tanda) le sucede exactamente lo mismo. 

Pese al penalti errado nada hace prever que el Girona cambie de lanzador. Stuani ha demostrado ser no solo uno de los mejores de la Liga, sino uno de los mejores del continente. Por supuesto en el equipo hay otros jugadores con buenas características para tirar las penas máximas, pero ese rol se le reserva al delantero uruguayo. Las faltas, sin embargo, son ya harina de otro costal. Hombres como Granell, Borja, Aday o hasta Alcalá seguirán siendo los encargados de servirlas.