Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Morabanc Andorra AND

-

Monbus Obradoiro OBR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Baxi Manresa MAN

-

Valencia Basket VAL

-

UCAM Murcia MUR

-

Premier League
Bundesliga
Liga Holandesa
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

PSV PSV PSV

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Heracles Heracles HCL

-

Ajax Ajax AA

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

MÓNACO

Slimani-Ben Yedder, dupla letal

Ambos han estado involucrados en casi todos los goles del Mónaco esta temporada y forman un tándem espectacular. Claves, ante los problemas defensivos.

Slimani y Ben Yedder, una de las duplas más productivas de Europa.
VALERY HACHE AFP

El Mónaco es actualmente uno de los equipos más rocambolescos del fútbol europeo. Con 21 goles encajados en apenas 10 jornadas de la Ligue 1, el equipo que entrena Leonardo Jardim ha encontrado la solución para contrarrestar sus problemas defensivos. Esa pócima lleva el nombre de Wissam Ben Yedder e Islam Slimani.

Ambos, llegados en el pasado mercado, están formando uno de los mejores tándems de Europa. Slimani en principio llegó para ser suplente de Augustin, pero en apenas siete partidos ha estado involucrado en 12 goles (5 goles y 7 asistencias) de los 18 que lleva el Mónaco en la Ligue 1. Desde 2006, solo Neymar había acumulado tales cifras en la Ligue 1. Por su parte, el ex del Sevilla se ha convertido en uno de los mejores goleadores de Europa, tan solo por detrás de Aubameyang y Lewandoski en la lucha por la Bota de Oro. Todo ello potenciado por un Slimani que le ha dado ya tres asistencias, la última en el partido disputado ayer ante el Rennes.

Jardim, que ya hizo de Mbappé y Falcao una dupla demoledora hace dos temporadas, ha encontrado por fin un sistema que potencie a sus dos delanteros. Mientras Slimani es quien descarga todo el juego, recibiendo de espaldas y moviéndose a banda para generar superioridad, Ben Yedder se nutre de esos espacios que el argelino consigue con sus movimientos sin balón y no solo eso, sino que Slimani se ha destapado como un gran asistente, por lo que la retroalimentación entre ambos es mucho más sencilla. Gracias a ellos, el Mónaco ha salido del descenso y ha conseguido que el flojo nivel defensivo mostrado hasta la fecha no se note tanto en los últimos partidos.