Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Hoy en As
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Euroliga
FINALIZADO
B. Munich MUN

77

Zenit San Petersburgo ZEN

69

FINALIZADO
Asvel Villeurbanne AVI

89

Milan MIL

82

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Willem II Willem II WII

2

CELTA

1x1 del Celta: Rafinha sigue sin encontrar su sitio

Inadvertido en la derecha, acabó jugando de pivote. A Okay le comieron la tostada en el primer gol y a Lobotka, en el segundo. Sáenz y Juncà cumplieron.

Rafinha controla el balón ante Joselu en el partido entre el Alavés y el Celta en Mendizorroza.

Rubén Blanco: Sin incidencia en el resultado final. Los dos goles fueron imparables y el resto de remates a puerta del Alavés no le exigieron grandes intervenciones.

Hugo Mallo: Lesionado. Pidió el cambio justo antes del descanso tras una acción en la que midió mal al ir al suelo y su fallo abrió la puerta a la ocasión más clara del Alavés en la primera parte. No tuvo oportunidad de proyectarse en ataque.

Aidoo: Lo indultó Joselu. El ghanés, al igual que en Eibar, cometió un grave error al arriesgar en la salida del balón. Su falló propició una contra que Joselu perdonó delante de Rubén. El resto del partido se mostró firme en tareas defensivas.

Jorge Sáenz: Dio la talla. En su verdadero estreno, después de ser expulsado en el arranque de su debut, estuvo concentrado y seguro. Aseado con el balón.

Juncà: Participativo. En sus primeros minutos de la temporada se incorporó al ataque con asiduidad y puso varios centros peligrosos. Como es habitual, mejor en ataque que en defensa.

Okay: Señalado por el 1-0. Al jugador que se le presume mejor juego aéreo de la plantilla le comió la tostada Magallán en el primer tanto. Ese saque de esquina vino precedido de un empujón que el árbitro pasó por alto de Joselu al turco. Sin protagonismo en la elaboración del juego, Escribá lo retiró a la hora de partido.

Lobotka: Tibio en el 2-0. Aleix Vidal se anticipó al eslovaco para robarle la cartera tras un pase demasiado corto de Sisto. Partido sin brillo en la creación antes dos perros de presa como Manu García y Wakaso.

Rafinha: No progresa. Partiendo desde la banda derecha le cuesta entrar en juego. Recibe casi siempre de espaldas y cometió alguna pérdida peligrosa. En la última media hora jugó de mediocentro y estuvo más activo.

Denis Suárez: Intermitente. Dispuso de dos buenas ocasiones: un remate que se marchó cerca del palo y un tiro demasiado centrado que se encontró a Pacheco. Sirvió un buen centro a Mina que pudo ser el 0-1. Al igual que Rafinha, se siente más a gusto por el centro.

Iago Aspas: Pólvora mojada. Pudo abrir el marcador en un mano a mano con Pacheco, pero en vez de rematar optó por regatear al portero y se le hizo de noche. Los defensas del Alavés no se lo pensaron dos veces a la hora de derribarlo con faltas.

Santi Mina: Gris. Consiguió batir a Pacheco, pero estaba en fuera de juego. En la otra ocasión que tuvo no conectó el cabezazo que le hubiese gustado. Buen pase a Aspas en el mejor ataque del Celta con 0-0.

David Costas (entró por Hugo Mallo): Se adaptó como pudo al lateral derecho. Cuando se sumó al ataque quedó de manifiesto que no es carrilero. Acabó de central izquierdo en una defensa de tres.

Brais Méndez (reemplazó a Okay): No funcionó como revulsivo. Lo poco que pudo intentar era demasiado complicado. Entró para jugar en la banda derecha y terminó de carrilero izquierdo.

Pione Sisto (suplió a Juncà): Una vez más sin la intensidad necesaria. Un exceso de confianza en el pase estuvo en el origen del 2-0. Actuando de carrilero resolvió con un disparo que se le marchó alto una buena opción dentro del área local.