Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
  • Copa Argentina
Euroliga
Khimki Moscú KHI

-

Milan MIL

-

Anadolu Efes IST

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

Panathinaikos PAN

-

Alba Berlin ALB

-

Final ATP World Tour
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
novak_djokovic Novak Djokovic Novak Djokovic
-
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
dominic_thiem Dominic Thiem Dominic Thiem
-
matteo_berrettini Matteo Berrettini Matteo Berrettini
-
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Lanús Lanús LAN

-

ATLÉTICO DE MADRID-VALENCIA

100 remates de Diego Costa en busca de la voracidad perdida

El ariete se sometió hace una semana a un bombardeo en el día de descanso del equipo. Desde dentro se trata de rebajar la ansiedad con la que él y Morata saltan al campo.

Diego Costa, durante un entrenamiento con el Atlético.
EDUARDO CANDEL REVIEJO DIARIO AS

Simeone volvió ayer a salir al quite para cubrirle las espaldas a los que están siendo sus dos delanteros titulares. “A Morata y a Costa los veo bárbaros, muy bien, más allá de que no puedan mostrarlo con goles, que es de lo que viven. Pero los veo con ganas de mejorar, de crecer y esperemos que no bajen esa postura”, esgrimía el técnico. En el seno del Atlético saben de la presión que ambos arietes están viviendo y durante los últimos días se trata de reducir esa tensión. “En su debido momento esperemos que el gol aparezca, que es parte de la vida de ellos”, sentenciaba diplomático el Cholo.

Dentro se reconoce la preocupación y el intento por rebajar la ansiedad con la que los dos arietes comparecen en el terreno de juego. En cierta medida, así se explica lo que pudo pasarle a Morata en Mallorca, que respondió de forma colérica a una patada mal castigada por Hernández Hernández. La ira de Morata alertó al Atlético. También lo han hecho los gesticulantes partidos de Costa. En los últimos encuentros se le ha visto dirigir, más de la cuenta, gestos de desaprobación y de queja hacia los compañeros en el terreno de juego. Así ha transmitido, por momentos, incomodidad.

Receso para calibrar.

Ni Costa ni Morata fueron llamados por la Selección. Se presentaba una ocasión óptima para recalibrarles. Pero el miércoles pasado el hispano-brasileño no se vio con fuerzas para saltar al césped. Una gastroenteritis hizo que tuviera que recluirse únicamente en el gimnasio y tampoco pudo estar con el grupo al día siguiente. Simeone le dio el fin de semana libre a la plantilla, pero Diego Costa se tuvo que presentar en la ciudad deportiva para someterse a una sesión específica a las órdenes del Profe Ortega. Tenía que recuperar el trabajo perdido y fue el momento para afinar. El ariete se empleó en una intensísima sesión de remates. Hay que recuperar su voracidad, la intensidad con la que también se empleaba en buscar los balones en el área. Decenas de intentos bajo la supervisión del preparador físico. Hoy volverá a ser titular junto a Morata frente al Valencia. LaLiga se empieza a estirar y el Atlético no puede prescindir por más tiempo de los goles de sus atacantes.