Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
Euroliga
Zalgiris ZAL

-

Panathinaikos PAN

-

Alba Berlin ALB

-

Estrella Roja RED

-

B. Munich MUN

-

Olympiacos OLY

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Anadolu Efes IST

-

MALLORCA

Kubo: la esperanza bermellona de 18 años

Su madre le lleva a los entrenamientos. Se está sacando el carné de conducir.

Kubo: la esperanza bermellona de 18 años
NurPhoto NurPhoto via Getty Images

La 'Kubomanía' se ha ido relajando con el paso de los días desde la llegada del futbolista japonés a la isla. Resultó explosiva desde el primer momento, su origen asiático, con todo lo que eso conlleva, unido a su procedencia, el Real Madrid, tras mostrar muy buenas cosas en la gira americana de la pretemporada blanca, auguraban lo habitual en estos casos, un seguimiento masivo en España y en Japón.

Solo a una persona no le acababan de gustar tantos focos sobre un chaval de 18 años, el entrenador mallorquinista, Vicente Moreno, que siempre ha declarado abiertamente que no es bueno "cargar una mochila con tanta responsabilidad sobre las espaldas de un chico tan joven". Su llegada produjo la misma expectación entre los medios de su país que la de uno de sus antecesores en la isla, Yoshito Okubo, allá por 2005, con una diferencia fundamental: que Take no tiene problemas con el idioma después de haber estado unos años en la cantera del Barcelona.

  • Kawasaki Frontale
  • Delantero
  • Japón

Los primeros movimientos al margen del fútbol no tardaron en llegar. Por un lado el canal japonés de TV de pago, Wowow ofrece un seguimiento especial al jugador desde su llegada a la isla y a su vez dos empleados del club balear se desplazaron a inicios de septiembre al país nipón con la finalidad de establecer contactos que puedan abrir nuevas vías de mercado.

Ajeno a tantos movimientos alrededor suyo, Take Kubo lleva en Palma la vida de un chico sencillo de 18 años que juega al fútbol. Vive con su madre que desde un principio le acompaña en esta aventura con la intención de buscar vivienda en el centro de Palma que es donde Take (diminutivo de su nombre de pila, Takefusa, y como él quiere que le llamen) pretende vivir.  A la Ciudad Deportiva Antonio Asensio en Son Bibiloni le acompaña cada día su madre mientras Take se está sacando el carné de conducir para empezar a ir solo cuando ya pueda desplazarse por sus propios medios.

Take es discreto, educado, sencillo y ni tan siquiera en la sala de prensa se altera; sabe que su cometido es tirar del carro del Mallorca aunque los minutos se los irá ganando con el trabajo, que hasta la fecha ya se ha interrumpido dos veces por el calendario FIFA.  Desde que Take Kubo llegó a Mallorca, ya ha sido citado dos veces por su selección. En la primera jugó dos partidos, un amistoso en Japón contra Paraguay y uno de clasificación para el mundial de Catar en Myanmar.

En el primero jugó una muy destacable segunda parte en la victoria de su selección por 2-0. En el segundo salió desde el banquillo en los últimos diez minutos con victoria por 0-2 de su equipo. Esta vez, el calendario FIFA le ha desplazado más de 20.000 kilómetros para jugar solo cinco minutos. En los dos partidos de clasificación para Catar-2022 su balance ha sido de 0 minutos en el 6-0 a Mongolia y los cinco últimos minutos del Tayikistán-0-Japón-3.

En esta ocasión y con solo dos entrenamientos con el resto de compañeros, es de suponer que no será titular el sábado ante 'su' Real Madrid y es muy posible que deba esperar una oportunidad durante el partido desde el banquillo local de Son Moix. Hasta la fecha, un penalti provocado, una jugada estelar con doble poste final, un pase de gol a un compañero y suplencias combinadas con titularidades es el bagaje de Kubo con la camiseta bermellona.