Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Moto3
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
Herbalife Gran Canaria CAN

13

UCAM Murcia MUR

16

Valencia Basket VAL

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

Final ATP World Tour
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-

LA ENTREVISTA

"Estoy más preocupado que ilusionado con la irrupción de Ansu Fati"

Denilson repasa ahora, como nuevo Embajador de LaLiga, el protagonismo actual de los extremos: “Calma con Vinicius y Rodrygo, pero deben pensar más rápido”.

Los extremos están de moda. Y nadie mejor que un especialista en esa posición como Denilson (Brasil, 1977), exjugador del Betis, campeón del mundo con la ‘canarinha’ y ahora Embajador de LaLiga, para analizar a Vinicius, Rodrygo, Ansu Fati, Neymar, Joaquín…

- Como gran extremo que usted fue me gustaría saber su opinión sobre los extremos que están siendo portada en este arranque de temporada.

- Igual los hubo mejores (risas), pero sí que yo era de los más extremos-extremos. De los que jugaban bien abiertos y en la banda natural, no a pierna cambiada.

- Empecemos por Vinicius.

- Qué importante es la toma decisiones.

- ¿Qué piensa un extremo cuando hace todo bien pero le cuesta definir?

- Eso lo da el tiempo. Él es muy joven y lo va a aprender. Y le digo una cosa: en el fútbol español o aprendes o aprendes. No hay otra. La gente te exige mucho. Y lo digo por experiencia. Cuando yo llegué a España lo hice con la misma edad que él y he vivido esos problemas. A mí me exigía mucho la afición y la prensa. Unas veces me salían los regates y otras no. Y antes el regate era muy importante para desbordar. Mi papel era ese y meter buenos centros para Finidi, Alfonso y Oli.

- Ahora el fútbol ha cambiado para los extremos, que juegan a pierna cambiada.

- Yo hubiera podido ser más goleador ahora tirando diagonales hacia mi izquierda. Calma con Vinicus y Rodrygo.

- Aquí hay poco de eso.

- No puedo decirles a estos chavales que se olviden de lo que han hecho en Brasil. Si están aquí es por eso mismo y es importante que insistan en esa forma de jugar. Eso les dará confianza. Calma. Pero aquí hay que pensar un poco más rápido. Yo en Brasil regateaba desde el medio campo hasta la portería. En España, al segundo regate ya me pegaban. LaLiga es muy diferente a todo lo demás. Paciencia con los dos jugadores. Todo les va a salir bien.

- ¿Cree que serán cracks?

- La palabra crack es muy fuerte… Si nos paramos a pensar un poco en Brasil hemos tenido cracks como Ronaldo, que ha jugado en el Madrid. Esto sí es un crack. Zidane era otro. Vinicius y Rodrygo pueden triunfar, pero la palabra crack es muy fuerte todavía. Cuesta mucho lograrlo

- ¿Qué pensó cuando vio a Vinicius marcar y llorar?

- Vinicius debe saber que el madridista te exige igual que a los demás, tengas la edad que tengas. Ha debido estar bastante presionado porque a los jugadores les llega todo. Todo el mundo presiona, el aficionado, los periodistas… La élite es así.

- ¿Cómo distingue usted a un futuro crack del que no lo será?

- Ahora, de verdad, no hay ninguno que venga por detrás de Messi y Cristiano. Los brasileños tenemos a Neymar, que todavía puede llegar a un nivel así y conquistar galardones a título individual de los importantes.

- ¿Es reconducible su carrera?

- Depende de él. Edad y tiempo tiene. Ya ha demostrado que fútbol le sobra.

- ¿Qué le parece Ansu Fati?

- (Para, respira y piensa, como meditando mucho lo que quiere decir para medir sus palabras). Tiene 16 años y sabe de esto, pero… Podríamos decir que estoy más preocupado que ilusionado con su irrupción.

- ¿Y eso?

- Me da miedo que le estropeen y olviden que es un niño. Las prisas nunca son buenas y no hay que quemar etapas.

- Pero hay madera de gran jugador.

- Sí. Pero después de este gran arranque y todo lo le está pasando llegarán los bajones o los malos momentos. Y ahí hay que ver cómo se gestiona esa situación y cómo se comporta él y su entorno. No es fácil a esa edad. De verdad, cuidado porque no hay que estropear a un gran jugador.

- ¿Y de Joaquín, otro extremo, qué me dice?

- Me parece muy bien que siga jugando a un nivel altísimo. Me alegro mucho porque cuando debutó en el Betis ahí estaba yo y ya se veía lo que iba a ser. Me pone muy contento verle. Cuando un chico de 18 o 19 años empieza quieres que llegue alto y se mantenga durante mucho tiempo, pero lo suyo no es normal. ¡Lleva 20 años en LaLiga!

- ¿Le ha sorprendido que siga manteniendo su nivel?

- No. Cuando uno va cogiendo experiencia sabe mejor lo que tiene que hacer en cada situación. Sabe cuándo hay que regatear, cuándo pasar, cuándo dosificar… Le sigo cada partido desde Brasil. Hay jugadores que no logran jugar a su edad, ya sea por lesiones, como me pasó a mí, por el físico o por la cabeza, que también es importante. Joaquín es más listo que viejo.

- ¿Su amigo Alves qué es, extremo, lateral o la Santísima Trinidad?

- Dani puede jugar de todo. Es un fenómeno. Todo lo hace bien. Es otras de esas carreras ejemplares, como la de Joaquín. Los he visto trabajar de cerca. Cuando Alves estaba en el Sevilla y yo en el Betis estábamos casi todos los días juntos. Venía a casa a comer y tenía el fútbol en la cabeza las 24 horas del día. Los que ahora empiezan, como todos estos jugadores de los que hemos hablado, deben fijarse en Alves. No esta ahí todavía por casualidad.