VILLARREAL

Rossi ya es un "groguet" más tras la sesión de esta mañana

El delantero italiano llegó ayer al Villarreal para trabajar en los próximos meses y, lograr con ello, poder recuperar un buen nivel competitivo que le permita volver a jugar.

Rossi ya es un "groguet" más tras la sesión de esta mañana
ANGEL SANCHEZ DIARIO AS

Giuseppe Rossi ya es uno más en la disciplina del Villarreal, equipo al que regresa casi nueve años después de dejar el club. Rossi trabajó esta mañana con normalidad y al mismo ritmo que el resto de jugadores de la primera plantilla, en una sesión intensa y con mucho contacto con la pelota. El delantero italiano llegó ayer al Villarreal para trabajar en los próximos meses y, lograr con ello, poder recuperar un buen nivel competitivo que le permita volver a jugar. Algo que se verá en el próximo mercado invernal, en el que se decidirá si el jugador cuenta con opciones de poder quedarse en el equipo amarillo. Rossi suma más de un año sin jugar, ya que su último partido data de mayo de 2018, cuando jugó algo más de media hora con el Genoa. Una campaña en el equipo italiano en la que sólo jugó nueve partidos, no disputando un partido completo en ninguno de ellos.

Rossi regresa al equipo que realmente lo vio explotar, y que abandonó en enero de 2011, estando el equipo en segunda división y siendo traspasado a la Fiorentina italiano. Un equipo en el que le esperaban Bruno Soriano y Mario Gaspar, con los que se ha reencontrado. Un reencuentro que será completo mañana, ya que volverá a encontrarse con un amigo como Santi Cazorla, con el que hizo una pareja de ataque de primer nivel en las cuatro campañas que jugaron juntos.