Competición
  • Clasificación Eurocopa

ATLÉTICO

La peña del Atleti más antigua de la provincia de León cumple 24

Se llama 'Un sentimiento', está en La Bañeza y celebró su aniversario con Roberto Fresnedoso y diversos actos durante todo el sábado con AS también presente.

Roberto Fresnedoso, centro, con Javier y Paco a su izquierda, de la junta directiva de la peña Un sentiemiento de la Bañeza. Nino, el presidente está a su derecha, junto a Patricia Cazón, periodista de AS, e Indalecio, durante una charla-coloquio en el Hotel Bedunia.

Fue hace dos años y medio cuando la directa de la peña más antigua en la provincia de León cambió su junta directiva. Fundada un 29 de septiembre de 1995, cuatro socios, Nicolás Cebada, José Luis Lombo, Antonio Moratinos y Constantino Rodríguez, la pusieron en pie. Lombo fue el primer presidente, Gonzalo Prieto el segundo, durante casi 18 años. Nino Pérez es el tercero, tras esa asamblea celebrada hace dos años y medio. El sábado pasado, día del Pilar, soplaba los 24 años de esta peña, la 'Un sentimiento' de La Bañeza, en una cena acompañado por una leyenda como Roberto Fresnedoso que le ponía el colofón a un día que llenó de rojiblanco las calles la localidad, fueron tantos los actos

Y muchas las personas que tienen en esta peña de La Bañeza su vínculo con el Atlético, 258 socios son en la actualidad. Hasta que se fundaron las peñas de Astorga, Benavente y León capital (en la actualidad son tres), en 'Un sentimiento' de La Bañeza aglutinaba a todos los rojiblancos en 200 kilómetros a la redonda y hasta de la provincia de Zamora (La Bañeza y comarca, Astorga y comarca, Santa María del Páramo y comarca, Velleguina de Órbigo, La Virgen del Camino, Hospital de Órbigo, Chozas de Arriba, Valencia de Don Juan; Benavente y Puebla de Sanabria).

Parte de la junta directiva de la peña atlética Un sentimiento de La Bañeza.

Nino es de Castrocalbón, pueblo frontera entre León y Zamora, del Atleti desde que de niño le regalaran una camiseta rojiblanca. El empeño de su padre y unos pocos más (entre ellos un cura de Torre del Valle, don Fermín, que fue quien llevó el fútbol allí) le dio al pueblo un equipo y un campo de fútbol y debía jugar así, de rojiblanco. "Lugo, Almería, Zamora, Athletic y Sporting también son mis equipos, me tira todo lo rojiblanco". Sobre todo el Atleti. Es lo que guarda en común con la veintena de personas en el campo de fútbol a la orilla del pabellón municipal: un sentimiento rojiblanco de los de quemar la piel. Era el primero de los actos del cumpleaños del día: un partido de fútbol entre socios de la peña. Nino, Indalecio López (secretario), Alberto Paz (tesorero), Faustino Martínez, Miguel Ángel Fernández, Pedro Álvarez o Javier Santos (directiva). 6-6 fue el resultado. Ni para ti ni para mí. De camino al vermú en el Keops, sede oficiosa de la peña, la oficial es el Comercio el Cielo, un clásico toda la vida de la localidad como sus roscones de reyes con 10.000 euros dentro, la Noche Bruja de lunes de Carnaval o la Patrona del 15 de agosto, desgrana la máxima ambición de esa junta directiva: viajar a ver al Atleti al menos dos veces al año, que 300 kilómetros separan del Wanda Metropolitano, juntarse, crear lazos, las anécdotas de los viejos y nuevos Atleti llenan la barra de Gelín en el Keops. 

Marcelino en 2017 y el Cacho Heredia en 2018 son las leyendas que, en sus dos años, han venido a la cena de aniversario. "Marcelino siempre dice que para él fue un orgullo convertirse en el primer futbolista en visitarla: la anterior leyenda había sido Cecilio Alonso, en su creación, veterano del balonmano", cuentan. A la comida se une Paco Calvo, vicepresidente, con su inmensa sonrisa y sus ganas de sumar, a las 18:00 por primera vez se hace una charla coloquio con la leyenda, Roberto Fresnedoso, que después del Atlético pasó por la Cultural y enraizó en la localidad. "Es que me parecía que era interesante que la gente de la peña pueda compartir con quien nos visita sus anécdotas y curiosidades". Es un éxito. Como lo que está por venir: una misa en la iglesia de El Salvador con el sacerdote Don Arturo. Dos banderas de la peña y colores del Atlético están en el altar. La ceremonia termina con el himno rojiblanco a capella, que suena aún más impresionante en esas paredes. 

La peña atlética Un sentimiento La Bañeza tras la misa en la Iglesia El Salvador.

Antes de la cena, a la que asistieron 150 personas con la presencia de otras peñas como la de Valladolid, Gamonal de Burgos, la de Benavente y 'Nunca dejes de creer' de León, se inauguró una exposición con diversos objetos de la peña, bufandas y camisetas de todas las épocas, réplicas de los estadios, fotos, asientos del Vicente Calderón y el himno de nuevo alto, muy alto, llenando todas las mesas y eso, su sentimiento. Nino ya piensa en qué hacer para los 25. "Tiene que ser muy grande", ya avisa, mientras su cabeza ya da vueltas en cómo. Matías, seguro, lo contará en su radio. Europa FM La Bañeza. Como todo lo demás.