CONVENIO COLECTIVO | DAVID AGANZO

"Las jugadoras tienen sus líneas rojas y ellas dirán qué hacer"

David Aganzo, presidente de AFE antes de la reunión crucial de hoy: "¿Huelga? Siempre soy optimista, no aguantamos más sin el convenio de la igualdad".

"Las jugadoras tienen sus líneas rojas y ellas dirán qué hacer"

David Aganzo (Leganés, 1981) es presidente de AFE desde hace dos años. Hoy afronta una cita crucial para solucionar una de sus prioridades: el futuro del fútbol femenino.

Hoy hay una reunión clave para el fútbol femenino. ¿Es optimista o pesimista para firmar el convenio colectivo?

Optimista siempre. Llevamos un año trabajando y en esta vida hay que ser positivo. Está costando muchísimo, pero hay que tener confianza. Puede ser un día importante. Tenemos una nueva oportunidad.

Cuesta ser optimista. Alcaine, presidente de la Asociación de Clubes, dice que su propuesta será la misma que en las últimas reuniones...

Me llama la atención. El convenio tiene que firmarse para que las futbolistas tengan los mismos derechos que sus compañeros. El fútbol femenino está al alza y, por eso, ya propusimos su inclusión en las quinielas. AFE ha llevado el peso en las negociaciones como sindicato con la mayor representatividad. Me sorprende también que Futbolistas ON hable así como así de huelga. AFE hará lo que decidan las jugadoras, como ha hecho en todo este proceso.

¿Es la reunión más importante desde que está en AFE?

Sí. Para mí es la más importante. Las jugadoras tienen una desigualdad total respecto a sus compañeros. Nosotros no queremos ponernos ninguna medalla. Sólo queremos igualar las condiciones de trabajo. El año pasado las jugadoras fueron un ejemplo de compromiso y se pronunciaron acerca de exigir o actuar. Hemos comenzado esta temporada con las mismas condiciones. No hay mucha evolución. Iremos a la reunión, informaremos a las jugadoras y, a partir de ahí, serán ellas las que decidan.

¿No es extremo una huelga?

Esperamos conseguir ese convenio. Y si no, veremos...

¿Qué aportará nuevo AFE?

Llevamos proponiendo cosas desde el principio. Aportamos diez puntos que considerábamos claves. Hemos sido la parte activa, hemos tenido mucha representación y cedimos, porque en toda negociación hay que ceder. El fútbol femenino está creciendo y urge el convenio de la igualdad por encima de cualquier otra cosa.

¿Quién ha cedido más?

Lo importante aquí no es quien ceda, sino que el convenio sea justo e igualitario. Somos conscientes de que los sueldos no pueden ser ahora los mismos que el fútbol masculino. Pero no hablamos sólo de dinero. Hablamos de muchos derechos vitales como la maternidad, vacaciones, la incapacidad, los días libres, etc. Las jugadoras hablan de ciertas líneas rojas y ellas decidirán que hacer. De ahí no nos vamos a mover. La retroactividad es importante, pero lo vital es tener un convenio.

La Asociación dice que la competición no genera los recursos para firmar esos acuerdos que los sindicatos piden.

Es su manera de verlo. Ningún equipo cuyo club está en Primera masculina pierde dinero. Nosotros tenemos otros datos. Los derechos deben estar reflejados en un convenio a la par de la evolución de este deporte, con un límite de parcialidad y garantía de paro. Los sindicatos hemos ido de la mano en varias cosas. En otras hubo diferentes opiniones.

¿Le viene bien a los sindicatos ir ahora a la huelga como algunos dicen?

No sé dónde está el beneficio. Es un derecho y no podemos aguantar más tiempo así. Futbolistas ON ha dicho que hay que ir a la huelga sí o sí y Alcaine que no le viene bien la huelga. Pero siguen sin valorar lo importante: la opinión de las futbolistas.

¿Y cuál es?

Las noto cansadas, pero también con ganas de ser respetadas. Las cosas se podían haber hecho más rápidas y no han venido bien las diferentes guerras de nuestro fútbol. Perjudica a todos. Ellas saben con quién tienen que hacer ese convenio y tienen toda la fuerza del mundo para poder lograrlo.

Los clubes se citan hoy con los sindicatos por 18ª vez

Esta tarde, para bien o para mal, puede ser histórica para el fútbol femenino español. Los clubes, representados por la Asociación que preside Rubén Alcaine, y los sindicatos se reúnen en Madrid para intentar llegar un acuerdo para firmar el primer convenio colectivo de la historia en esta categoría y acabar así con el amago de huelga que ya está encima de la mesa de negociación, como aseguró Futbolistas ON en AS la semana pasada: "Igual es la única solución para acabar con los dictadores". La cita de hoy, tras 17 cumbres anteriores celebradas en la sede de LaLiga, en AFE, el CSD, UGT e incluso en el SIMA (órgano de arbitraje) será en el Centro de Estudios Sagardoy a las 17:00 horas.

La Asociación de Clubes y los sindicatos llegan a la cita con muchas ganas de acabar con este año de duras negociaciones pero, sin embargo, con pocas intenciones de cambiar su hoja de ruta y de ceder en busca de un acuerdo. El presidente de la patronal ya fue tajante en este diario el pasado sábado: "No le vendría bien a la competición una huelga. No vamos a cambiar la oferta que realizamos en la última reunión. Mantenemos lo que propusimos y deseamos firmarlo cuanto antes".

La Asociación ya accedió a situar el salario mínimo en 16.000 euros brutos anuales con 14 pagas (peleó porque fuera de 14.000), pero propone que la parcialidad de la jornada laboral pueda ser del 50%. Es decir, media jornada. Aquí está el gran punto de discordia. Los sindicatos pretenden limitarla al 75% y, además, que se reconozca el derecho al paro. También reivindican que se compense a cada jugadora con 1.500 euros por la demora en el acuerdo, aunque la patronal no está por la labor de aceptar.