Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

ESPANYOL

Recta final para Ferreyra, el ‘nueve’ ideal de Machín

El argentino es el rematador que necesita el técnico para su sistema de juego y mañana cumple un mes lesionado. Su puesta a punto debe producirse de inmediato.

Facundo Ferreyra.
GORKA LEIZA

El estreno de Pablo Machín el próximo domingo ante el Villarreal (RCDE Stadium, 16:00) puede coincidir con la vuelta de Facundo Ferreyra, el delantero que se destapó en la pretemporada y en las primeras jornadas como el hombre gol de este Espanyol, sucesor de Borja Iglesias y Gerard Moreno en las dos últimas campañas. Lesionado el 15 de septiembre después de anotar el 1-1 ante el Eibar, al argentino le pautaron un tiempo de recuperación de entre cuatro y seis semanas, y justamente mañana cumple un mes desde aquel percance. Aunque no han trascendido más informaciones de su recuperación, el artillero se encuentra en la fase final y deberá regresar, en el peor de los casos, durante la última semana de este mes, por lo que Machín podrá contar con él próximamente.

Las virtudes de Ferreyra pueden lucir más con el soriano en el banquillo. La forma de jugar del técnico le va como la horma de su zapato. Jugador de área, excelente rematador de cabeza e instintivo para encontrar portería, el argentino es el nueve ideal para el entrenador, que prioriza que sus atacantes ocupan siempre las zonas de remate para poder encontrar el gol desde los centros laterales. Un jugador como Cristhian Stuani ya brilló en el Girona gracias también al estilo de juego de Machín.

Sin Ferreyra, el Espanyol ha disputado seis partidos y ha anotado cinco tantos, aunque en momentos ha adolecido de falta de un rematador. Ante la Real Sociedad, el tanto lo generó Víctor Campuzano pero lo anotaron los vascos en propia puerta. Contra el Ferencvaros, fue Matías Vargas el artillero, mientras que Adrià Pedrosa lo marcó en Vigo. En el encuentro europeo en Moscú, los goles fueron de Wu Lei y de Campuzano.

Jonathan Calleri, que llegó al club la última semana de mercado y sin hacer pretemporada, ha tenido ocasiones y ha demostrado su mayor movilidad lejos del área, aunque de momento no ha podido ver portería: su ocasión más clara fue ante el Valladolid, con un poste. Uno de los males del Espanyol en estos tres meses con David Gallego ha sido la dificultad para generar ocasiones especialmente en LaLiga, donde apenas los pericos pudieron rematar más que sus rivales en los ochos encuentros ya disputados. La recuperación de Ferreyra, que está al caer, debe ayudar a Machín a corregir estas deficiencias.

Los números del argentino, que el 30 de junio expira la cesión, asustan: siete tantos en nueve encuentros jugados. Es cierto que la mayoría de ellos se produjeron en las tres rondas previas de la Europa League, ante rivales como el Stjarnan islandés y el Luzern suizo, de un nivel inferior. Pese a ello, Gallego no dudaba de la calidad del argentino.