Competición
  • Clasificación Eurocopa

DEPORTIVO

Carmelo no logra frenar la sangría de entrenadores

Con Tino Fernández la vida media de un técnico era de 25 partidos, ahora 19. En las últimas seis temporadas sólo Víctor Sánchez del Amo completó una Liga.

Tino Fernández contrató a Carmelo del Pozo en el verano de 2018.
JESUS SANCHO RODRIGUEZ DIARIO AS

Juan Antonio Anquela dejó de ser entrenador del Deportivo este lunes después de diez partidos, el técnico blanquiazul más efímero desde la espantada de Domingos Paciencia (seis encuentros). Los números del jienense, con el equipo en descenso a Segunda B, eran realmente desastrosos, pero de fondo subyace un problema más profundo ya que en las últimas seis temporadas sólo Víctor Sánchez del Amo fue capaz de empezar y terminar una Liga en el banquillo.

La última etapa del Deportivo, desde la llegada de Tino Fernández, ha sido de verdadero vértigo en el banquillo con un desfile de entrenadores casi continúo. El expresidente se hizo con las riendas del club en la enero de 2014 sustituyendo a un Lendoiro que el curso anterior ya había tenido tres técnicos (Oltra, Paciencia y Fernando Vázquez). El de Castrofeito logró el ascenso con Tino, con el que estuvo 20 partidos, pero fue destituido en la pretemporada.

El elegido para comandar al equipo en su regreso a la máxima categoría fue Víctor Fernández, que duró hasta la jornada 30ª. Su sustituto fue Víctor Sánchez del Amo, que terminó esa campaña y estuvo en el banquillo durante toda la Liga 2015-16. El madrileño sumó 46 partidos, siendo el técnico más longevo de la era Tino. Luego llegó el turno de Garitano (destituido en la jornada 23ª) al que relevó Pepe Mel, que sumó 15 partidos y nueve de la temporada 2017-18.

La salida del técnico madrileño fue el arranque de un año loco en el que también pasaron por el banquillo Cristóbal Parralo (13 partidos y Seedorf (16) y que acabó con el equipo en Segunda. En total, cuatro temporadas en la que desfilaron siete entrenadores, cuya vida media fue de 25 partidos.

El descenso hizo que Tino le diese una vuelta al modelo y se contrató a Carmelo del Pozo como director deportivo para desligar al Consejo de las decisiones deportivas. Sin embargo, su llegada no ha supuesto un freno a la sangría de entrenadores, que cada vez duran menos en un club rodeado y condicionado por un tenso clima social.

Carmelo apostó por Natxo González, que llegó hasta la jornada 33ª. José Luis Martí fue su relevo. El Deportivo, ya con Zas de presidente, se quedó a un gol del ascenso en Mallorca y el preparador balear, que estuvo 13 encuentros, no fue renovado. La apuesta para esta campaña, Anquela, ha caído tras diez partidos y Luis César toma el mando este miércoles. Tres técnicos en poco más de un año de Carmelo que arrojan una vida media de 19 partidos, seis menos que con Tino.