Competición
  • Clasificación Eurocopa

BRASIL

El Sao Paulo tiene un problema con Dani Alves por lo que cobra

Raí tuvo que explicar a la plantilla de dónde salen los 4 millones de euros que cobra el lateral. Sin embargo, necesitan nuevos patrocinios que no aparecen.

El Sao Paulo tiene un problema con Dani Alves por lo que cobra

El director deportivo del Sao Paulo, Raí, fue uno de los grandes artífices del fichaje de Daniel Alves por el Sao Paulo. Tras una larga y exitosa carrera en Europa, el conjunto paulista lo convenció de volver a Brasil, donde presumiblemente acabará su carrera. Y lo hizo ofreciéndole un contrato astronómico: cobra 4 millones de euros por temporada, siendo el futbolista mejor pagado de Sudamérica.

Su sueldo generó revuelo en el entorno del Sao Paulo y esa inquietud llegó al vestuario, donde muchos jugadores no entendían la operación y se preguntaban si se verían afectados económicamente por su llegada. Raí asegura en una entrevista para Valor Investe que tuvo que hablar con todo el plantel para explicarles cómo iba a pagar el club un salario tan alto.

"Sí, tuvimos cuidado de charlar con los jugadores. Todo fue aceptado y comprendido, en parte porque les explicamos que no sólo iba a pagar el club. Antes de cerrar su fichaje y después de cerrarlo les dije que su situación no iba a cambiar", asegura el ex futbolista.

De los 330.000 euros que cobra mensualmente Dani Alves, el Sao Paulo paga algo más de 100.000. Raí explica que a partir de abril el club comenzará a pagarle los derechos de imagen semestralmente, una cifra que no desvela pero que espera abonar con la ayuda de empresas colaboradoras. El problemas es que dichas empresas no han aparecido. La idea era que el fichaje de un crack como Alves fuese un golpe de efecto económico, pero no ha alcanzado ni mucho menos las expectativas esperadas en la directiva paulista.

En caso de no conseguir nuevos patrocinios, el Sao Paulo debería abonar íntegros los 4 millones que cobra contando su salario, los bonus y los derechos de imagen. Un problema económico que el Tricolor no puede afrontar y que podría precipitar la marcha del que es ya un ídolo de la torcida.