Competición
  • Clasificación Eurocopa

REAL MADRID

Zidane recupera el gol en el centro del campo del Madrid

Modric, Casemiro y Kroos han respondido a su entrenador, que les ha pedido más atrevimiento en los últimos metros después de lo vivido en la 2018-19.

El verano de 2018 dejó al Madrid casi huérfano de goles. La pérdida de los 50 tantos de media por temporada a los que invitaba Cristiano obligaba, y más tras la ausencia de fichajes para enfrentar ese hándicap, a un paso al frente general en la responsabilidad goleadora. El centro del campo titular, el ilustre tridente Modric-Casemiro-Kroos, cerró el ejercicio con 9 dianas: 4 del croata, 4 del brasileño y 1 del alemán.

El resultado fue recibido en los despachos como insuficiente, uno de los motivos por los que en el pasado mercado se pensó en refuerzos como Eriksen y Van de Beek, 10 y 17 goles respectivamente en la 2018-19. Pero Zidane, que confía a ciegas en su vieja guardia, la misma en la que se apoyó para ganar tres Champions seguidas, se cerró en banda por Pogba, 16 tantos el curso anterior. Pero su compatriota no llegó y la solución de Zizou fue pedir mayor atrevimiento a su centro del campo, misión en gran medida cumplida hasta el momento (véase la tabla a continuación).

PROMEDIO DE MINUTOS PARA CADA TIRO

TEMPORADA MODRIC CASEMIRO KROOS
2019-20 41 72 41,8
2018-19 69,1 64,7 68,1

Zidane, testigo directo del día a día de su plantilla, conoce como pocos el potencial de las diestras de Modric y Kroos, que mezclan según las exigencias la sutileza y la potencia de unos hierros de golf, y el poderío aéreo de Casemiro, que también la rompe cuando carga la derecha. El tridente ha sumado, todavía a inicios de octubre, 4 goles: 2 de Casemiro (Levante y Brujas), 1 de Kroos (Celta) y 1 de Modric (Granada).

Con menos de un tercio de la temporada consumido, la teórica media de gala de Zidane ya ha marcado casi la mitad de los goles que celebró en la última campaña. Seguramente el mayor exponente de esa mejoría sea Kroos, que viene mejorando todos sus registros. El último en sumarse a la causa fue Modric con un misil a la escuadra frente al Granada. "Me alegro porque tiene este golpeo bueno (...). No se atreve siempre, pero con el golpeo que tiene debe hacerlo", explicó ZZ después para celebrarlo en rueda de prensa. Al francés le funciona la estrategia y quiere más.