RACING

Yoda sigue sin entrenar y tiene difícil jugar contra el Girona

El máximo goleador del Racing sigue sin entrenarse por molestias musculares. Figueras, Kitoko y Toribio, bajas en Albacete, sí que trabajaron con el grupo.

Karim Yoda, en un entrenamiento del Racing
NACHO CUBERO DIARIO AS

Karim Yoda fue la única mala noticia en la sesión del jueves en las Instalaciones Nando Yosu. El máximo goleador del Racing y pieza clave en el engranaje ofensivo de Iván Ania desde que comenzó la temporada, sigue sin recuperarse de las molestias musculares que le aparecieron tras el partido ante el Numancia, en el que recibió un fuerte golpe, y que ya le impidieron jugar en Albacete. Aunque Iván Ania ya dijo el pasado lunes que Karim no está lesionado, lo cierto es que sigue dolorido y a 72 horas del partido frente al Girona sigue sin poder entrenar con sus compañeros. Ayer se limitó a ejercitarse en el gimnasio.

La importancia de Yoda en el equipo, sin embargo, hace que no se le descarte todavía y si puede entrenar el sábado es más que probable que entre en la lista de 18. En el partido del Carlos Belmonte quedó claro que el talento ofensivo del francés tiene difícil recambio en el Racing. No le llega para los 90’, defensivamente no es muy fiable, pero tiene calidad, desborde y, al menos desde que fichó por el Racing, gol.

Aunque la sesión de La Albericia no fue especialmente intensa desde el punto de vista físico (y menos para los titulares en el Carlos Belmonte, que no jugaron el partidillo final), Iván Ania tuvo la satisfacción de tener ya con el grupo a Figueras, Kitoko y Toribio, baja todos ellos el pasado martes. En el caso del central catalán y el centrocampista congoleño la sensación fue de absoluta normalidad, mientras que al pivote gerundense, que se recupera de una fractura en el esternón sufrida hace mes y medio, el míster le protegió de contactos bruscos ubicándole de comodín, Lo más probable es que Toribio aún deba esperar una semana más para entrar en convocatoria.