Competición
  • Clasificación Eurocopa

ENTREVISTA AS

Manu del Moral se retira: "Un futbolista lo es para siempre"

El exjugador del Rayo Majadahonda concedió una entrevista a AS para hablar de su trayectoria: "Mi etapa en el Getafe es la que más me ha marcado".

Manu del Moral, en su última etapa como jugador del Rayo Majadahonda.
EDUARDO CANDEL DIARIO AS

25 de febrero de 1984. La primera fecha en una carrera llena de días para el recuerdo. De una trayectoria intachable, con casi 500 partidos en la élite. De un balón que le echará de menos, tras más de una década juntos. De un clásico del fútbol español, cuyo nombre es reconocido por todos. De un jugador que ha decidido colgar las botas, no sin antes haber dejado huella en un total de once clubes. Hablamos de Manu del Moral.

El futbolista, que vivió sus últimos meses como profesional en el Rayo Majadahonda, se ha retirado por los dolores que sufre en el pie incluso en su día a día. Tuvo ofertas para continuar, pero ha preferido ser honesto y no aceptarlas sabiendo que no sería capaz de dar su cien por cien. A sus 35 años, vuelve a su tierra, a Jaén, a dedicar tiempo a la familia y a formarse para retomar su vínculo con el mundo del fútbol más pronto que tarde. Manu del Moral ha concedido una entrevista a AS, en la que ha hecho balance de su etapa futbolística:

Tiene 35 años, se retira por una lesión de la que no se termina de recuperar, ¿le da rabia?
Sí, rabia, pero entra dentro de nuestra profesión. Uno no sabe nunca dónde está el final porque siempre quiere pensar con el corazón. Nunca es fácil decir adiós a esta profesión, pero en este caso los problemas que tenía en el pie me han hecho tomar esta decisión de retirarme.

Aun así, se retira habiendo jugado unos 500 partidos en su carrera, ¿con cuál se queda?
Me han hecho esta pregunta muchas veces (ríe). Al final son muchos partidos, muchos partidos, muchos goles y al final no sabe uno con cuál quedarse. Tienes un top 10: el debut con la Selección, las dos finales de Copa, la semifinal en Copa del Rey contra el Barcelona... Esos partidos son los que más se te quedan grabados.

"No hay mejor premio que el que yo tuve"

Manu del Moral debutó el día de la lotería

Ya me ha hablado de algunos. Le propongo un juego: le digo una fecha y me dice qué recuerda...
Perfecto.

Empecemos. 7 de junio de 2011
Fue mi debut con la Selección, contra Venezuela. Para mí fue cumplir más allá de un sueño. Cuando eres pequeño, sueñas con jugar en la élite, llegar a Primera División y luego que llegue la Selección... es más que un sueño. Todos sabemos lo difícil que es y esa fecha está marcada como uno de los días más especiales que he vivido como futbolista.

¿Guarda la camiseta de ese día?
Claro. La tengo enmarcada y estará siempre presente allá donde vaya.

Vamos con otra fecha. 22 de diciembre de 2005.
Ese día es el que debuté en Primera División. Curiosamente fue el día de la lotería. A mí nunca me ha tocado la lotería comprando un décimo, pero aquel día me tocó el mayor premio que le puede tocar a un futbolista que aspira a llegar a lo máximo. Jugué con el Atlético de Madrid en Pamplona y para mí fue un día muy especial. Quizás se me olvidó decirlo antes, pero es un día que tengo muy marcado.

Manu del Moral, Gabi y Arizmendi, en su etapa como jugadores de la cantera del Atlético de Madrid.

Uno un poco más difícil: 10 de abril de 2008.
Ahí me pillas (ríe).

Fue la vuelta de cuartos de final de la Europa League entre el Getafe y el Bayern de Múnich.
Tengo sensaciones encontradas. Fue un día muy especial, en el que te das cuenta que todo un país va con un equipo humilde como era el Getafe. Estuvimos a punto de hacer historia. Bueno, yo creo que la hicimos, pero vimos tan cerca de dar un paso a semifinales... Tal y como se dio el partido, que lo teníamos prácticamente hecho... Al final se dio la vuelta y por eso tengo un recuerdo agridulce.

¿Puede que fuera el peor momento deportivo de su carrera?
Como profesional, sí. Fue un momento muy duro porque te ves en una semifinal de Europa League, habiendo eliminado al Bayern. El equipo anímicamente estaba muy bien, pero eso repercutió luego. A la semana de ese partido, teníamos la final de la Copa del Rey y afectó. También casi le cuesta la permanencia en Primera División al equipo porque nos quedamos muy tocados.

En aquel entonces, en Alemania se preguntaban dónde estaba Getafe. ¿Cómo influyó para el club jugar una eliminatoria así?
Fue mucho más que un partido. Al final, tienes presente que solo debes saltar y jugar un partido de fútbol, que para nosotros era importante. Te intentas quedar un poco al margen del entorno, pero fue imposible. Aquello fue algo muy grande, en la ciudad, en el día a día en los entrenamientos. En la llegada al campo también... Era un partido histórico. Estuvimos tan cerca... Al final se dio la vuelta todo en tres minutos. Por eso es un recuerdo agridulce, vivimos cosas muy bonitas y se nos cortó la gloria.

¿Cómo ve al EuroGetafe?, ¿le ve capaz de igualar la gesta que hicieron en su día?
Casi todos pensábamos que era muy difícil que el Getafe hiciera los puntos que hicimos aquel año y que llegáramos a donde llegamos en Europa League. Este Getafe nos ha impactado, con la gran puntuación que ha hecho este año. Ojalá nos superen y consigan llegar más lejos que nosotros aquel año.

Manu del Moral celebra un gol con el Getafe.

Otra fecha: 19 de abril de 2007.
Me pilla también. ¿Puede ser la Copa del Rey?

Correcto. La eliminatoria de semifinales ante el Barcelona.
Teníamos que ir a Barcelona a jugar una semifinal muy complicada. El resultado fue muy duro, porque encajar un 5-2... Después del partido pensábamos que habíamos llegado hasta ahí y ya está, pero las palabras sobre todo del presidente, de Ángel Torres, en el vuelo de vuelta. Él no es mucho de hablar, es más de observar y dejar trabajar. Tras el partido, cogió el micrófono del avión y dijo que esa eliminatoria la íbamos a pasar y ahí es cuando la empezamos a ganar. Nos dijo que remontaríamos y vivimos la semana con un estado de revancha que al principio nadie lo podía creer, pero conforme pasaban los días íbamos creyendo todos. Conseguimos un resultado épico. No era solo llegar a la final, era cómo llegamos. Teníamos que remontar un resultado muy adverso.

"¿Entrenador o director deportivo? Me veo llevando a mi niña a la guardería"

Manu del Moral

¿Le regateó Messi?
Creo que fui al único al que no regateó (ríe). Yo estaba entre los dos centrales. Se fue de seis o siete compañeros y desde atrás pensaba que en algún momento le podríamos parar, pero fue imposible. Metió la quinta e imposible. Fue un gol antológico.

Al final es una eliminatoria para la historia: primero el gol de Messi y luego la remontada.
Exacto. Fue histórico por lo que envuelve a los partidos. Por el gol, que fue increíble y lo comparan con el de Maradona, que dicen que es el mejor de la historia. Pero lo que hicimos nosotros en la vuelta también lo fue.

Ha vivido su última etapa como profesional en el Rayo Majadahonda, ¿con qué se queda?
Dentro de los malos sabores que puedo llegar a tener en el mundo del fútbol, el descenso con el Rayo Majadahonda es uno de ellos. Por cómo se dio y porque lo teníamos prácticamente hecho para permanecer un año más en Segunda. Pero me quiero quedar con lo positivo, que jugué mi último partido como profesional donde empecé mi carrera. He coincidido con un magnífico grupo en el vestuario y estoy muy agradecido de los seis meses que he pasado allí y me quedo con eso. En los malos momentos, con dinámicas negativas, notaba la unión. A veces eso no sirve para salir de las malas rachas.

Ha decidido retirarse, ¿le han tentado a seguir?
He tenido ofertas. Yo siempre he sabido que estaba mermado físicamente. Tuve una fractura en el pie cuando estuve en el Elche, que me ha hecho progresivamente sufrir en el día a día, en los entrenamientos, en los partidos. Uno nunca quiere retirarse, quiere luchar contra eso. Un futbolista juega con dolores, pero llega un momento en el que ves que es imposible. En mi último partido con el Rayo Majadahonda, tuve una nueva lesión en el pie, de la que me ha costado mucho recuperarme al levantarme de la cama, salir de paseo con mi niña y ya me he dado cuenta que tampoco quiero engañar a nadie. He tenido ofertas, pero no quiero ir a ningún equipo lesionado y no dar el cien por cien de mis posibilidades.

"Mi etapa en el Getafe es la que más me ha marcado"

Manu del Moral

Ha pasado por muchos clubes a lo largo de su carrera, de pequeño era del Barcelona... ¿de qué equipo es ahora Manu del Moral?
Cuando es profesional y juega en varios equipos, una cosa es el sentimiento que tienes desde pequeñito y otra... Yo me fui con 14 años del Real Jaén, después estuve en el Atlético de Madrid, al que guardo mucho cariño porque me formó como profesional y como persona. Pero, sobre todo, al Getafe. Lo poco o lo mucho que he hecho como profesional se lo debo a que un día me dieron la oportunidad de jugar en Primera División y es al club al que más agradecido estoy. En Eibar viví muy buenos momentos, en Elche también, en Sevilla, aunque no me fueran las cosas como quería... Incluso en Numancia, con el que estuve cerca de subir a Primera. Me gustaría resaltar la etapa que viví en Getafe, que es la que más me ha marcado.

Me hablaba del Real Jaén. En la ciudad tiene un campo a su nombre.
Siempre he dicho que cuando uno lleva tantos años fuera de su casa, al final fuera puedes conseguir muchas cosas y que te den reconocimiento. Pero cuando no estás en tu tierra y recibes reconocimiento de la gente de tu ciudad, al final son los más bonitos, los más emocionales. Te siguen, te reconocen, se preocupan por ti donde tienes tus raíces. Que le pongan el nombre a un polideportivo donde he entrado y jugado de pequeño y guardo mis primeros recuerdos jugando al fútbol... Para mí es el recuerdo más bonito.

¿Qué le ha quedado por hacer a Manu del Moral en el fútbol?
Como he estado tan cerca, me hubiera gustado tener algún título en mis vitrinas. Como jugador de la Sub-20, tengo el título de campeón de los Juegos del Mediterráneo, pero luego he sido subcampeón del mundo, subcampeón de Copa. Me hubiera gustado quitarle el 'sub' a alguno de esos títulos y tener la medalla en casa. Pero nada es perfecto, siempre te tienes que quedar con una espinita y yo me he quedado con esa. Pero estoy muy orgulloso de todo lo que he conseguido. Mi trayectoria es el sueño que he tenido desde pequeño y, de hecho, he conseguido mucho más de lo que aspiraba a conseguir.

Manu del Moral vivió en el Rayo Majadahonda sus últimos meses como profesional.

Ya tiene el título de director deportivo, ¿dónde se ve en un futuro próximo?
Ahora se me abren muchas posibilidades. Cuando juegas al fútbol te dedicas únicamente a ser futbolista. Es mi pasión, lo que he sido siempre y ojalá pueda enrolarme a algo relacionado con el fútbol. Me he sacado el título de director deportivo, ahora estoy con el de entrenador y todo eso envuelve muchas cosas. No sé, me gustaría seguir ligado a esta profesión, que es lo que me apasiona.

¿De qué se ve más, de director deportivo o de entrenador?
(Ríe) Ahora mismo me veo más llevando a mi niña a la guardería. No sé, no quiero descartar nada porque las dos cosas me gustan y me apasionan. Depende un poco de las posibilidades y de lo que me pueda surgir. Después de ser futbolista, aunque quieras seguir, hay mucha competencia, mucha gente preparada. Nunca sabes lo que te puede venir, pero intentaré coger lo que me venga sin precipitarme y si veo que puedo dar todo lo que tengo y aportar mi experiencia.

Ya para terminar, ¿cómo describiría su trayectoria en treinta segundos?
He cumplido el sueño que tenía de niño. Me llevo muchísimas vivencias, muchísimos momentos. También como persona me llevo muchas amistades, he conocido a mucha gente que me han hecho formarme como futbolista y como persona. Lo del futbolista se acaba, aunque bueno, uno es futbolista siempre, pero ya no puedo volver al césped. La gente que conoces y los amigos que haces se quedan por siempre.