Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

REAL MADRID

La 'cholinización' de Zidane

Los blancos suman siete puntos (de los 15 que llevan en total) en los que sólo necesitó marcar tres tantos para sacar el máximo rendimiento.

El pasado 18 de septiembre, en las entrañas del Parque de los Príncipes que tantas veces pisó, primero como jugador y ahora como entrenador, Zinedine Zidane (47 años) apretaba los dientes tras la dura debacle del Real Madrid ante el PSG. Los blancos sucumbieron ante los parisinos con un contundente 3-0 dejando una imagen lastimosa en el primer partido de la Champions 2019-20. La queja más esgrimida por el técnico francés es que sus jugadores adolecieron de “falta de intensidad. Nos ha faltado mucha intensidad, y eso es lo más importante en el campo y la tiene que sacar el jugador”.

Aquella noche, los blancos no tiraron a puerta en los 90 minutos de partido (el colegiado les anuló dos goles, uno por mano de Bale y otro por fuera de juego). Por el contrario, los parisinos dispararon cinco ocasiones anotando tres goles. Diez días después y tras tres partidos de Liga en esta semana y media , Zidane ha logrado encauzar el rumbo del Madrid. Y lo ha hecho a costa de cholizar el equipo. El técnico, que siempre ha apostado por el partido a partido, otra idea de Simeone, ha reorganizado el equipo en torno a la defensa, para solidificar el bloque desde la zaga. En los tres últimos encuentros de Liga, la defensa blanca, liderada por Ramos y secundada por Varane y Carvajal, acompañados por Mendy y Nacho (los laterales zurdos por baja de Marcelo por lesión), sólo ha permitido un solo disparo a puerta (un remate flojo de Diego Costa en el minuto 90 en el derbi) en 270 minutos de campeonato, haciendo buena la frase del mítico entrenador de baloncesto Chuck Daly: “Los ataques ganan partidos, las defensas ganan campeonatos”. Los blancos, mientras, dispararon 36 disparos (una media de 12 por partido), pero sólo 11 fueron a puerta (el 30,55%).

A eso hay que sumar la labor sorda de Casemiro, que ha sumado 39 recuperaciones en estos tres encuentros (una media de 13 por encuentro). Con esa base y la idea de que la fuerza del equipo reside en la solidez del bloque y en el esfuerzo (o intensidad, que diría Zidane: 14 faltas de media en los tres últimos encuentros) innegociable de todos y cada uno de los jugadores ha logrado sacar siete puntos en la primera de sus etapas alpinas. También con máxima efectividad: los blancos han marcado tres tantos en estos tres encuentros, sacando siete puntos, casi la mitad de los que ha sumado en lo que se lleva de temporada (15): en las cuatro primeras jornadas sumó ocho puntos con nueve goles marcados, habiendo anotado en los cuatro partidos de las primeras jornadas. Y mientras la Liga pasa, la cholinización de Zidane le permite seguir liderando la tabla clasificatoria…