THE BEST

La portera del Atleti, la única que viajó al The Best en un 'low-cost'

La FIFA puso a disposición de Sari van Veenendaal un billete de primera clase pero, al tener que entrenarse con su equipo, su club sólo pudo derivarla a un servicio de bajo coste.

La portera del Atleti, la única que viajó al The Best en un 'low-cost'
Tullio Puglia - FIFA FIFA via Getty Images

Sari van Veenendaal, portera del Atlético de Madrid, elegida mejor guardameta en el 'Once Mundial' el lunes en Milán, fue la única de los premiados por la FIFA que viajó a Italia en un avión low-cost. Según la FIFA, la organización puso a disposición de Van Veenendaal un billete de primera clase en un vuelo de Alitalia directo entre Madrid y Milán, pero Van Veenendaal no pudo aprovecharlo al tener entrenamiento con su equipo. Según la organización fue finalmente su club, el Atlético de Madrid, el que buscó una alternativa. Sari van Veenendaal terminó volando en un avión de bajo coste que, además, no hizo el trayecto directo entre Barajas y Malpensa, sino que aterrizó en el aeropuerto de Orio al Serio, en la ciudad de Bérgamo, a setenta kilómetros por carretera de Milán. El precio del billete: 133 euros.

La FIFA, consultada por este periódico, rechaza cualquier responsabilidad sobre el viaje de Van Veenendaal, a la que facilitó un billete en primera (980 euros) como al resto de los invitados que llegaron desde otros lugares de Europa. Se refiere a todos los invitados que viajaron en solitario, no así a los que hicieron grupo y pudieron aprovechar los aviones privados que envió la organización. Fue el caso de las jugadoras francesas tando del del Lyon como del PSG, que compartieron un vuelo exclusivo con Mbappé. Las norteamericanas con Rapinoe a la cabeza, viajaron en gran clase (5.945 euros) desde Estados Unidos.

Lola Romero, la directora general del Atlético, confirmó a este periódico la versión de la FIFA, y precisó que si el viaje de Van Veenendaal se hizo en un avión de bajo coste, "fue por la imposibilidad de otra combinación, ya que tenía que entrenarse el lunes y el martes". Romero precisó que "el trato de la FIFA fue magnífico en todo momento, e incluso la recogieron a pie de pista en el aeropuerto de Bérgamo". Sari van Veenendaal hizo el viaje de regreso en Alitalia, ya con el billete FIFA, en compañía de la directora deportiva del Atlético, María Vargas, que también hizo la ida en el avión de bajo coste.

Otros clubes, como el Real Madrid y el Barcelona, también dispusieron de aviones privados para sus respectivas delegaciones. La más numerosa fue la del Real Madrid, que viajó en un avión (34.930 euros) ocupado por Sergio Ramos, Marcelo, Modric y Hazard, a los que se sumó Emilio Butragueño y otros tres empleados del club. Lo mismo pasó en el Barça, con el avión (33.520 euros) que la FIFA fletó para Messi y De Jong y que compartieron con los directivos Bordas y Grau y los empleados Abidal y Amor.