Competición
  • Clasificación Eurocopa

LALIGA SMARTBANK

Los descendidos no carburan

De los tres equipos que bajaron la temporada pasada a Segunda (Rayo, Huesca y Girona), sólo el Rayo está en puestos de promoción.

Los descendidos no carburan

Que la Segunda es una plaza difícil de torear es por todos conocido. Pero hasta que no lo vives en tus propias carnes no te das cuenta de lo duro que es y eso es lo que le está pasando a los equipos descendidos la temporada pasada a LaLiga SmartBank (Rayo, Huesca y Girona). Los tres conjuntos se armaron a conciencia durante el mercado de verano para asaltar de nuevo el ascenso y volver a Primera, pero los resultados no les acompañan. De hecho, sólo el Rayo Vallecano ocupa puestos de promoción.

Los vallecanos, a pesar de ser el equipo que menos se ha reforzado con respecto a los descendidos y de vivir en una constante tensión entre afición y directiva, están dando la cara en esta vuelta al infierno de Segunda. Los de Paco Jémez comenzaron de forma dubitativa con sólo una victoria en los primeros cuatro partidos (dos empates ante Mirandés y Sporting, victoria ante el Depor y derrota frente al Girona). En las dos últimas jornadas ha sumado 4 de los seis posibles para colocarse en la sexta posición con nueve puntos. Eso sí están a 7 puntos del líder con tan solo 6 partidos jugados.

Por su parte, el Huesca comenzó la temporada arrasando a sus rivales con un juego muy vistoso, pero las dos derrotas en las dos últimas jornadas han visto frenada su progresión. Los altoaragoneses se han reforzado con jugadores con experiencia en Primera (Raba, Doukouré o Mikel Riko), en Segunda (Mosquera, Eugeni Valderrama...), canteranos de Madrid y Atleti (Jaime Seoane y Joaquín Muñoz) y con la bomba del mercado como fue Okazaki. Aun así los pupilos de Michel no terminan de carburar y han sumado las mismas derrotas que victorias en lo que va de temporada. El Huesca es séptimo con nueve puntos, pero las espectativas eran mucho mayores en torno a los altoaragoneses.

El peor de los tres equipos descendidos es el Girona. Los catalanes, que consiguieron retener a su gran estrella, Stuani, y reforzaron su plantilla con grandes jugadores como Álex Gallar, Jonathan Soriano, Gumbau o Jozabed, han perdido 3 partidos, empatado 2 y ganado únicamente uno. Actualmente, están más cerca de los puestos de descenso (sólo les separan dos puntos del Deportivo, que ocupa la cuarta plaza por la cola) y ya tienen el primer puesto a 9 puntos. Lo que debe calmar a la afición del Girona y a los propios jugadores es que los puestos de playoff están solo a 2 puntos.

Bien es cierto que todavía queda mucha temporada (hasta 36 partidos) y que en una categoría que está tan igualada todo puede dar muchas vueltas. Pero lo que queda claro es que si Rayo, Huesca y Girona quieren volver a la categoría élite, tienen que apretarse los machos. De hecho, tiene rivales muy duros como Cádiz, Zaragoza y Almería, actual líder.