Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Mundial de Clubes
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Copa Argentina
  • Hoy en As
Liga Endesa ACB
San Pablo Burgos BUR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Morabanc Andorra AND

-

Iberostar Tenerife TEN

-

Joventut Badalona JOV

-

Baxi Manresa MAN

-

Mundial de Clubes
Serie A
Brescia Brescia BRE

-

Lecce Lecce LEC

-

Liga Holandesa
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Groningen Groningen GRO

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Twente Twente TWE

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Copa Argentina
FINALIZADO
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

0

River Plate River Plate RP

3

REAL MADRID

Hazard, obligado a despertar

Vienen curvas y el Madrid y Zidane necesitan al belga al volante. Desdibujado en París, criticado en Francia por su figura... Hazard tiene en Sevilla otro partido grande para reencontrarse.

Vienen curvas y el Real Madrid necesita que Eden Hazard agarre el volante. Pasado el mal trago del 3-0 en París, donde la estrella belga estuvo además muy desdibujada, el Sánchez Pizjuán es el segundo partido grande en este septiembre rocoso para los blancos y el Madrid necesita más de su gran estrella este verano. Entre una lesión muscular y la dificultad para encontrar su ritmo, el caso es que Hazard apenas ha intervenido en este arranque de altibajos blancos y aún no ha visto portería con un gol oficial. Sevilla le obliga. 

Porque el debate sobre su estado de forma no ha sido aún desterrado. En verano, el propio Hazard se lo tomaba casi a broma en sus redes sociales, pero se le sigue echando en cara la báscula. “No es la locomotora que decían, llegó a la pretemporada con seis kilos de más”, ha sido la última crítica a su figura, llegada desde Francia a través de Rolland Courbis, experimentado técnico de la Liga gala. Zidane decía que “sí” cuando se le preguntó, en la previa de París, si Hazard está para poder disputar ya un partido completo. No se lo dio ante el PSG. De hecho, terminó cambiándolo tras una acción en concreto...

También tiene que encontrar su espacio. Si ante el Levante jugó media hora por la izquierda en un desmadejado 4-2-4 final, en el Parque de los Príncipes Hazard actuó enmarcado en un 4-2-3-1 que le abría más opciones de irse por el centro, aunque el mapa del calor indica que no se despegó del ala izquierda. ¿Y en el Pizjuán? Sobre la mesa de Zidane está recuperar el sistema de tres centrales. En él, Hazard acompañaría en la punta a Benzema. Otro dibujo diferente para una estrella que está aún en adaptación…

Hazard, en una acción ante el Levante.

Tímido ante la portería rival

En estos dos partidos, Levante y PSG, en los que estaba Hazard disponible tras superar su lesión muscular, ha buscado poco y con poco tino la portería contraria. Benzema (en 173’) disparó ocho veces, entre ellas los dos goles al Levante. Bale, en 79’ en París, chutó tres veces, las mismas que el crack belga en 100’ minutos entre los partidos contra el Levante y el PSG. Pero Benzema y Bale, las otras patas de la BBH, no tienen tantas urgencias goleadoras. Ya son los dos máximos goleadores del Madrid (cuatro el francés, dos el galés). Hazard está por lograr aún el primero y mostrar influencia real en el ataque blanco.

El caso es que las frías estadísticas indican que no se halla lejos de sus baremos de rendimiento habituales. Veamos una de sus especialidades para desbordar, el regate. En el Madrid consigue uno con éxito cada 20 minutos, mientras que la temporada pasada en el Chelsea regateaba cada 19 minutos de juego. “El futuro de Eden será formidable”, insiste Zizou. Pero el francés le necesita más pronto que tarde para que la temporada no se tuerza antes de tiempo. El Pizjuán obliga a Hazard a reaccionar.