Competición
  • Clasificación Eurocopa

COLOMBIA

Jackson Martínez, de estrella a volver a sus orígenes...

Las lesiones han complicado mucho este tramo de su carrera. "No se si regresaré a Colombia pero volver es lo que tengo en mente" aseguró a Radio Caracol.

Jackson Martínez tiene en mente volver casa, a Medellín, después de una etapa dura. El delantero colombiano está viendo la luz al final del túnel, allí donde le pusieron varias lesiones complicadas que casi le obligan a dejar el fútbol pero Cha cha chá no perdió la fe y volvió al verde. El delantero está de vuelta en los terrenos de juego con el Portimonense y allí seguirá al menos, hasta diciembre.

Jackson acaba contrato con el club portugués en pocos meses y valoró en Radio Caracol un posible regreso al Independiente de Medellín, equipo en el que debutó como profesional. "En estos momentos estoy en Portugal. Tengo contrato hasta diciembre y no sabemos que pasará más adelante. Cuando pueda elegir donde voy cambiará el panorama. No sé si regresaré a Colombia pero volver a casa es lo que está en la mente. Yo iría a Medellín pero es una elección que piensas de que te gustaría retirarte en x equipo pero puedes acabar en otro menos esperado. Mi deseo es regresar a Medellín. Tiene que darse la oportunidad y un proyecto deportivo bueno. No quiero ir por ir", aseguró Martínez

Ahora, Jackson ha tenido que cambiar sus hábitos por culpa de las lesiones. El delantero reconoce que ya no puede entrenar todos los días con normalidad y que "baja la carga de trabajo" para estar listo para los partidos. Aunque no es la situación ideal, Cha cha chá asegura que lo único que quiere es "estar en el campo". "Han sido 2 años sin competir, sin poder entrenar... Es muy difícil. No perdí la fe de volver a las canchas. Por mi mente no pasó dejarlo", afirma Jackson en la emisora colombiana.

Por el momento y hasta diciembre, Jackson seguirá en la Liga portuguesa con el Portimonense. En lo que va de temporada, solo ha jugado un partido completo y el gol aún se le resiste.

A sus 32 años, el de Quibdó está lejos del nivel goleador que demostró en Oporto y que le llevó al Atlético a ficharlo para su delantera pero aún mantiene intacta su pasión para seguir con una carrera exitosa que podría disfrutar sus últimos coletazos cerca de los suyos.