Competición
  • Euroliga
  • Copa Argentina
Euroliga
FINALIZADO
CSKA CSK

99

Khimki Moscú KHI

86

FINALIZADO
Maccabi TEL

84

Estrella Roja RED

69

FINALIZADO
B. Munich MUN

104

Asvel Villeurbanne AVI

63

FINALIZADO
Panathinaikos PAN

78

Milan MIL

79

Copa Argentina
FINALIZADO
Colón de Santa Fe Colón de Santa Fe COL

2 2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

2 2

LALIGA SANTANDER

LaLiga, en alerta roja

Van ocho rojas directas en cuatro jornadas. La proyección dejaría un total de 114 expulsiones, la mayor cifra desde la 2013-14. El nuevo reglamento, clave.

Modric fue expulsado por la famosa 'ley del talón'.

Solo cuatro jornadas han transcurrido en lo que va de temporada, pero en LaLiga Santander ya hay alerta roja. Y es que el número de expulsiones es un tema que preocupa a jugadores y técnicos, que no tienen problema en manifestarse públicamente en contra de lo que se ve sobre el césped, independientemente de si les toca o no de cerca. El VAR ya se ha adaptado al fútbol nacional y los cambios en el reglamento, como la 'ley de talón', entran pisando fuerte. Nunca mejor dicho.

Las estadísticas hablan por sí solas: en cuatro jornadas ha habido un total de 12 expulsiones, ocho de ellas con roja directa. Mismamente, la pasada temporada hubo 30 de este modo y la anterior, solo 27. A este ritmo, se cerraría la campaña con un total de 114 (38 de ellas por doble amarilla), lo que supone el mayor registro desde la 2013-14, cuando hubo 116. Eso sí, lejos quedan las 155 de la 2006-07 o las 152 de la 2009-10 y la 2008-09.

Si bien cuatro jornadas no son suficientes para sacar conclusiones, la proyección no es descabellada. En los 40 primeros partidos se han visto expulsiones que otrora serían impensables. Un buen ejemplo es la de Jorge Sáenz, en la pasada jornada ante el Granada en Balaídos, por la famosa norma de no poder contactar con el talón del rival. Dicho de otra manera, no sería de extrañar que si se mantiene la intransigencia actual, se bata el récord del siglo en rojas directas, que data de la 2006-07, con 82.

Las expulsiones en el siglo XXI

Temporada Roja directa Doble amarilla Totales
2019-20 8 (76) 4 (38) 12 (114)
2018-19 30 48 78
2017-18 27 44 71
2016-17 39 49 88
2015-16 35 74 109
2014-15 45 56 101
2013-14 46 70 116
2012-13 52 88 140
2011-12 54 76 130
2010-11 56 57 113
2009-10 72 80 152
2008-09 66 86 152
2007-08 55 86 141
2006-07 82 73 155
2005-06 61 86 147
2004-05 47 66 113
2003-04 71 79 150
2002-03 63 73 136
2001-02 45 83 128
2000-01 50 78 128

El VAR, más decisivo que nunca

El vídeoarbitraje ha intervenido para expulsar a seis futbolistas en lo que va de campeonato. Un dato excesivamente alto, más teniendo en cuenta que en la 2018-19 solo intervino en seis ocasiones para mandar al vestuario a un jugador. Todo nace de un aviso de Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros, que pidió a los colegiados ser más drásticos con las acciones que pusieran en riesgo el físico de los jugadores. Dicho y hecho, cada entrada contundente está siendo sancionada duramente.

Jorge Molina, expulsado ante el Atlético de Madrid.

Jémez, el principal detractor de la Ley del Talón

El entrenador del Rayo Vallecano ya avisó el pasado 20 de agosto de su inconformidad con la aplicación de la tecnología en el fútbol. "No ganamos en justicia. Para eso habría que analizarlo todo, no solo unas jugadas. Me gustaba más el fútbol de antes, el VAR no nos va a beneficiar a la larga. Me da la sensación de que los jugadores empiezan a tener miedo, de entrar, de competir...", declaró, dejando clara su posición.

Más tajante fue la pasada semana, cuando, preguntado por la 'ley del talón', se despachó durante minutos de su opinión sobre el tema: "Los futbolistas juegan con miedo. Cualquier mano o pisotón te puede hacer perder un partido. El otro día dos equipos terminaron con nueve. No me gusta el camino que esto está tomando. Esto ya no es fútbol. Con suerte puedes ganar o perder y eso no debería ser así. La competición es algo más, no vamos bien encaminados. Los jugadores no se sienten cómodos sino que están cagados. Te sacan una amarilla a un jugador y tienes que cambiarlo. No se puede permitir".

El Celta denuncia uso desigual del VAR

La ley del talón fue, en principio, tomada como una medida correcta para proteger al futbolista. Sin embargo, el número de expulsiones ha ido crispando la moral de los protagonistas y, más aún, la disparidad de criterios a la hora de que entre o no el vídeoarbitraje. Al menos, eso reclama el Celta. "Estamos a favor de que se revisen todas las acciones peligrosas para la integridad de los futbolistas, pero a favor de que se revisen TODAS", expuso el club vigués en su cuenta de Twitter, adjuntando también un vídeo de Germán contactando con Santi Mina.

La Circular número 4 lo explica

Si bien ya se filtró a través de los medios de comunicación que no habría tolerancia alguna a entradas peligrosas, el CTA tardó en emitir la circular que lo explicaba. En ella, no hace alusión en ningún momento a la intencionalidad, lo cual entradas involuntarias también pueden ser sancionadas con roja directa si ponen en riesgo la integridad física del futbolista. Este es el contenido de la Circular número 4

"En este grupo de acciones, debemos diferenciar:

a) IMPRUDENCIA: Sin sanción disciplinaria por sí mismas.
b) TEMERIDAD: Acciones que llevan aparejadas la amonestación.
c) USO DE FUERZA EXCESIVA: Acciones merecedoras de expulsión.

Se visualizaron, al igual que en los otros apartados, numerosas jugadas de la temporada pasada y se puso especial énfasis en las entradas realizadas por detrás o sobre zonas de alto riesgo de lesión (tendón de aquiles, gemelo, tibia,…) ya que ponen claramente en peligro la integridad física del jugador que las recibe.

Los árbitros deben proteger la integridad física de los jugadores y sancionar este tipo de acciones con la correspondiente tarjeta roja. Del mismo modo, se insiste que en caso de que el árbitro en el terreno de juego cometa un error claro y manifiesto en la identificación de estas acciones, el VAR debe intervenir para recomendar al árbitro la revisión en el monitor.

Se consideran de menor riesgo las acciones donde un jugador “pisa” en el pie a otro jugador en la disputa del balón. En estas ocasiones, se considera que las acciones son temerarias y que la amonestación es la decisión disciplinaria correcta".