Competición
  • Clasificación Eurocopa

ATLÉTICO

El Atlético reparte los goles

Griezmann fue, en las últimas cinco temporadas, la referencia en el gol. Ésta, sin el francés, el equipo rojiblanco reparte la responsabilidad. Siete goleadores ya.

Trippier celebra en el Metropolitano el gol de Herrera a la Juventus.
PIERRE-PHILIPPE MARCOU AFP

La temporada pasada una de las rémoras del Atlético fue su escasez de goleadores. Estaba Griezmann y después casi un desierto. El francés, como cada año desde que llegara al club rojiblanco en 2015, fue el máximo goleador del equipo, pero lejos de esa máxima autoimpuesta por él mismo, bastante: superar sus números año a año. Logró 21, su temporada que menos como rojiblanco (la siguiente, 24, habían sido en la 2014-15, cuando llegó, para después 31, 26 y 29 por orden, en todas las siguientes). El siguiente en esa lista era Morata, con seis. Un Morata que comenzó a jugar en el Atlético en febrero. El dato lo resume todo. Hay otro que también: Costa acabó la temporada con uno menos, cinco. No hay más preguntas

Esta temporada ya hay seis goleadores ya en el Atlético. Morata, Vitolo, João Félix, Thomas, Savic y Herrera. El único con dos goles es Vitolo, pichichi del equipo. La temporada pasada a estas alturas, después de cinco partidos, cuatro de Liga y uno de Champions, la cuenta de los futbolistas que habían marcado era de cinco, sólo uno menos (Correa, Griezmann, Garcés, Giménez y Costa), ninguno con dos goles. 

Goles repartidos

Una de las fortalezas del Atlético que, por ejemplo, ganó LaLiga en la temporada 2013-14 fue precisamente esa, el reparto en el gol. Hubo una Bestia, Costa, que hizo 36 en la temporada y después muchos escuderos. Algo que se palpó en los cinco primeros partidos: siete futbolistas del Atlético ya habían celebrado goles. Costa, tres veces, Villa, dos, Raúl García, otras dos, el Cebolla Rodríguez, Arda Turan, Tiago y Koke. Repartir los goles de Griezmann es una de las obsesiones de Simeone para este Atleti. De momento sus jugadores están respondiendo. Y eso que Costa aún sigue a cero...