Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Morabanc Andorra AND

-

Monbus Obradoiro OBR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Baxi Manresa MAN

-

Valencia Basket VAL

-

UCAM Murcia MUR

-

Premier League
Bundesliga
Liga Holandesa
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

PSV PSV PSV

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Heracles Heracles HCL

-

Ajax Ajax AA

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

WORLD FOOTBALL SUMMIT

Darren Eales: "La MLS también crea sus propias estrellas"

Darren Eales (Inglaterra, 1972), exfutbolista y presidente del Atlanta United, ha logrado el WFS Industry Awards 2019 al 'Mejor Ejecutivo', premio presentado por Nolan Partners. Llegó en 2014 a la franquicia y en cuatro años la hizo campeona y ha roto los récords de asistencia de la liga.

Darren Eales posa con Josef Martínez y el trofeo.
Icon Sportswire Icon Sportswire via Getty Images

—Enhorabuena por ganar el premio a mejor ejecutivo que otorga el World Football Summit ¿qué significa para usted y para su club, el Atlanta United?

Para el club es muy emocionante, cuando comenzamos nuestra meta era no sólo ser un club importante en la MLS sino ser parte del panorama mundial del fútbol. Así que, ganar un premio como este muestra cómo el fútbol está creciendo en Norteamérica y que tenemos nuestro sitio en esa panorama global. Y personalmente es un honor ganar el premio. Ha sido un gran privilegio poder construir el club desde cero. Es algo que no mucha gente tiene la oportunidad de hacer, en la mayoría de los lugares los clubes del fútbol han existido desde cientos de años, por lo que ha sido increíble poder construir el club en Atlanta, que es una ciudad increíble.

—¿Cómo ha llevado al club desde cero en 2014 a ganar la Copa MLS –equivalente a ganar LaLiga– en 2018?

Me uní en noviembre de 2014. Fui el empleado número 1. Tuvimos mucha suerte de poder apoyarnos en parte de la infraestructura de los Atlanta Falcons, que también son propiedad de Arthur Blank (el dueño del Atlanta United) y nos ayudaron muchísimo en la construcción del club, así que fuimos armando al equipo dentro y fuera del campo para empezar a todo gas en marzo de 2017.

—¿Qué fue lo más difícil de esos años sin jugar partidos de fútbol?

Venía del bullicio de la Premier League, estuve en el West Bromwich Albion y en el Tottenham durante más de 10 años, donde el ritmo de la semana depende de tus resultados en el campo, así que era bastante extraño no jugar al fútbol, y algo difícil no recibir esa respuesta inmediata de los partidos. Lo bueno fue que estuvimos invictos durante dos años (risas).

—Ganaron la MLS Cup en su segundo año, ¿cómo construyó el equipo?

Tenía la idea de que podíamos atraer a jugadores más jóvenes a la liga y desarrollarlos. Nuestros tres jugadores franquicia fueron Miguel Almirón, Tito Villalba y Josef Martínez, tres jugadores maravillosos para el Atlanta United pero, sinceramente, si hubieran preguntado por ellos a a nuestros seguidores cuando les fichamos, la mayoría de la gente no habría sabido quiénes eran. Pero eran muy buenos para nosotros en el campo y nos ayudaron a convertirnos en el equipo que ganó la MLS Cup en sólo dos años, y lo que más me gustó fue que al final de nuestra primera temporada la camiseta de Miguel Almirón –que fue vendido al Newcastle por 23M€ en enero de 2019– fue la más vendida en la MLS y la de Sebastian Schweinsteiger (Bayern Múnich, Manchester United y la selección alemana) fue la número dos. Eso demostró que también podemos crear estrellas y que no se trataba sólo de traer cracks en el final de su carrera para vender entradas y camisetas.

—El Atlanta United tiene el récord de asistencia de la MLS para un partido (72.243), con una media de 53 mil espectadores cada jornada ¿Cómo se consiguen tantos seguidores de un club nuevo?

No utilizamos nada del marketing tradicional, anuncios de televisión o vallas publicitarias. Intentamos hacerlo desde la base. El enfoque consistía en construir una mentalidad de club y esa sensación de ser parte de un movimiento. Nos reímos del libro que podríamos escribir: “El éxito a través del recorrido de bares”. Porque, literalmente, cada vez que podíamos relacionarnos con nuestros fans lo hacíamos, ya fuera en fiestas los sábados por la mañana para ver partidos de la Premier League o de las selecciones de Estados Unidos y México. Cualquier día en el que podíamos quedábamos con nuestros fans buscando momentos increíbles para ellos y la idea de construir un movimiento social alrededor del club. En nuestro primer partido se agotaron todas las entradas y hemos visto una energía y una pasión increíble por el club desde el primer día.

—¿Qué puede aprender el fútbol europeo de la MLS?
Poner el énfasis en cuidar a los aficionados. En el Atlanta United estamos compitiendo no sólo con los Falcons, los Braves, los Hawks, sino también con los deportes universitarios que aquí son muy importantes, por lo que competimos en varios niveles. Así que tenemos que centrarnos en el fan. Hay que intentar ganarse el corazón y la mente de los fans… no se puede dar por sentado que te seguirán siempre.

—¿Cuál es el límite para Major League Soccer?

Estamos en la economía más grande del mundo, con 300 millones de habitantes, y todo va viento en popa para el fútbol: es un deporte que atrae a los jóvenes, la población hispana e inmigrante que llega a Estados Unidos ya se identifica con el deporte, por lo que hay muchas cosas positivas. Creo que echando un vistazo a los últimos cinco o diez años, el nivel del producto ha mejorado claramente. Creo que es una liga que sólo va a ir ganando fuerza y es cuestión de tiempo que la gente hable de la MLS como una de las mejores ligas del mundo.